CAPITULO II


LA VIDA OCULTA DE ESCRIVA DE BALAGUER


10. MUERTE Y RESURRECCIÓN


Según la versión oficial, (207) el 26 de junio de 1975, al filo del mediodía, falleció en Roma monseñor Escrivá de Balaguer. Horas más tarde sus restos mortales reposaban sobre el pavimento del oratorio dedicado a Santa María, en la sede central del Opus Dei. D. Alvaro del Portillo, entonces secretario general de la Obra, depositó unas rosas rojas sobre los pies del fundador, mientras repetía el verso de S. Pablo: ¡qué hermosos son los pies de los que anuncian el Evangelio de la paz, de los que anuncian cosas buenas! (Romanos X, 15).

Moría el fundador del Opus conocido como (208) "sinarquía tecnocrática, instituto todo inocencia y santa humildad, sociedad secreta de inspiración confesional, francmasonería de sotana, santa mafia, masonería blanca, santa camarilla, etc..."

Fallecía de repente - una de las muchas muertes repentinas del Opus Dei - en "Villa Tevere" y aquella misma tarde, el que sería su sucesor, Alvaro del Portillo, dijo misa e hizo una homilía sobre él (209) "desde que ha muerto el Padre - dijo - he repetido muchas veces: ahora sí que nos hemos quedado huérfanos. Y no es verdad ¡no es verdad! porque además de tener a Dios Padre, que está en los cielos, tenemos a nuestro Padre en el cielo que desde allí se preocupa por todas sus hijas y por todos sus hijos". El juego sobre "nuestro Padre que está en el cielo" iba a llegar a ser común entre los miembros del Opus. La expresión elevada a Escrivá a un nivel parecido al de Dios en la conciencia de la gente. Como mínimo era un santo.

Objetos que le pertenecieron han sido recogidos y se exhiben. Incluso la pila bautismal en la que fue bautizado Escrivá de Balaguer ha sido sacada de la catedral de Barbastro y reconstruida en Roma.

El escogió la inscripción para su lápida:

Peccator

Orate pro eo

Genuit filios et filias

(Un pecador. Rogad por él. Tuvo hijos e hijas). (210)

Aquí, en este caso, no se ha respetado su última voluntad de pecador y sus fanáticos seguidores se han limitado a poner sobre su tumba: "El Padre" aunque para muchos fue "el padrino".

El informe que sobre el fundador del Opus Dei dedica la revista católica 30 Giorni (211) termina con una manifestación de Escrivá, pocos meses antes de morir, hablando con algunos miembros de la Obra. "Escrivá dijo que había hecho un balance de su vida y que podría resumirlo en una carcajada".


REFERENCIAS                                                   

207. Bernal, p 7.
208. Magaña, p 126.
209. Walsh, p 83.
210. Ibid, p 211.
211. Revista "30  Días", No. 5 (mayo 1990).


Indice del Capítulo II

Sección Anterior

Próxima Sección

Indice Completo