The M+G+R Foundation


La verdad sobre la Imposible "Tumba Perdida de Jesús"   [1]

Supuestos restos arqueológicos de Jesús,
mentiras, errores de método y manipulación audiovisual

Documento invitado



Propósito

El vídeo-documental "La tumba perdida de Jesús" [1], patrocinado por al menos cinco cadenas de televisión en todo el mundo y por el Gobierno de Canadá [2], expone el hallazgo, en un lugar cerca de Jerusalén, de una sepultura múltiple que contiene un osario que lleva la inscripción "Jesús, hijo de María". A partir de ese descubrimiento, conducen al público a pensar que Jesús no resucitó en Cuerpo y Alma - sino que su cuerpo fue robado y enterrado en otro lugar - y que tampoco tuvo lugar la Ascensión a los Cielos tal como indican las Escrituras. A la vez, difunden una tesis radicalmente equivocada: que la no Resurreción corporal de Jesús no debería alterar la fe cristiana de un creyente, porque las enseñanzas de Jesús, dicen ellos, seguirían siendo válidas.

Nuestro propósito con este documento es desmontar ese tipo de interpretaciones mediante el uso del sentido común, la lógica, y un criterio coherente de la historicidad de la Biblia [3], sin necesidad de recurrir a razonamientos teológicos y sin proponer dogmas de fe como base de nuestra argumentación. Haciéndolo así, creemos que podemos exponer, de una manera comprensible para creyentes y no creyentes por igual, las muchas y grandes contradicciones que están haciendo circular sobre la verdadera historia de Jesús y sobre el fundamento de la Fe Cristiana.


Introducción

En esencia las dos grandes cuestiones planteadas son las siguientes:

PRIMERA: ¿Se puede demostrar históricamente, por métodos científicos, que Jesús no Resucitó?

SEGUNDA: ¿Qué consecuencias teológicas tendría la no-Resurreción corporal para la Fe de los cristianos?

Lo que vamos a hacer a continuación es utilizar como eje, para ilustrar la respuesta a esas dos importantes cuestiones, la descomposición lógica del documental "La tumba perdida de Jesús". Estudiaremos una a una las contradiciones que contiene dicha obra cinematográfica, la cual nos sirve como ejemplo de exposición de una teoría aparentemente científica que no se resiste al principio de la coherencia. [4]

Para el beneficio del lector - casual o estudioso - el documento ha sido preparado de manera que cada sección puede ser estudiada independientemente de las demás.


Índice de contenidos

A. 
Ubicación geográfica de la tumba
B. 
Características de la tumba
C. 
Los supuestos hermanos de Jesús
D. 
El supuesto hijo de Jesús
E. 
Los nombres de las tumbas
F. 
El análisis de ADN
G. 
Las falacias de la deducción probabilística
H. 
La técnica del robo del cuerpo
I. 
La imposibilidad psicológica y moral para sustentar la trama
J. 
La consideración de falsificaciones
K. 
En sinsentido de una resurrección desubicada y una ascensión a medias
L. 
La imposibilidad lógica y teo-lógica del Cristianismo en esas circunstancias
Conclusiones
Referencias



A. Ubicación geográfica de la tumba

Alegación:

Proponen que el cuerpo de Jesús fue llevado en secreto por su "familia" y los discípulos a una tumba situada en un lugar llamado Talpiot - situado entre Jerusalén y Belén, los cuales distan entre sí unos 15Km. Esta situación la citan como muy conveniente, por su cercanía, para que la tumba fuese visitada por la familia de Jesús.

Argumentos en contra:
  1. La Biblia - que es la fuente de información por la que los autores del documental conectan a Jesús con Belén - nos hace saber claramente que José y María eran de Nazaret... y Nazaret esta a unos 100 Km al norte de la tumba de Talpiot, una distancia larguísima para "ir de visita" con los medios de la época - básicamente, a pie. [5]

  2. Según la misma fuente de información - la Biblia - José y María estaban en Belén sólo de paso para cumplir con el trámite legal del censo.

  3. Es más, en el momento de nacer Jesús, si acaso había algún pariente en Belén, no debía de ser muy cariñoso ni tampoco muy querido, a juzgar por la ausencia de trato en tan importante acontecimiento. Automáticamente descartamos que hubiera allí familia de Jesús - de cualquier tipo.

  4. Y sobre la posibilidad de que José y María se establecieran en Belén después de nacer Jesús, pensemos: ¿qué atractivo podía tener para ellos ese poblado después de haber recibido tan desagradable desprecio? ¿Tan lejos del apacible y ya conocido Nazaret?

  5. Jesús era conocido como Jesús de Nazaret. Se deduce que es allí donde fue criado y se hizo hombre Jesús de Nazaret. [6]

  6. El juego psicológico es que la gente asocia con naturalidad Jesús y Belén, y por ese "hueco" se desliza la sugerencia de que tuviera familia allí. Pero pensemos con lógica. Es cierto que José era de la estirpe o linaje de David, siendo David procedente de Belén. Sin embargo, habiendo 27 generaciones de distancia entre José y David, ¿hemos de suponer que todos los descendientes de David hasta el tiempo de José se habían quedado a vivir en Belén? [7]  No tenemos constancia histórica de que Belén fuese una ciudad superpoblada...

  7. En cuanto a la cercanía de la tumba respecto a Jerusalén, eso no les aportaría nada a efectos prácticos. Jerusalén era un lugar muy lejano (del orden de 100 Km) de Nazaret, el hogar de la familia, y sólo se dirigieron allí para cumplir con sus obligaciones religiosas. [8]
Errores de método
  1. Ignoran selectivamente y contradicen la misma fuente de información de la que hacen uso - la Biblia - cuando de hecho aceptan que nació en Belén mientras ignoran a propósito todas las referencias que nos hacen saber que Jesús era de Nazaret.

  2. Al quedarse sin argumentos por su falta de rigor, no dudan en jugar con la psicología de la asociación Jesús-Belén en la mente de la audiencia dándole un peso argumental. Si asumimos que son estudiosos profesionales de la Biblia con un mínimo de inteligencia, entonces debemos suponer que su trampa psicológica la ejercen a conciencia. La otra posibilidad es que no están cualificados para estudiar equilibradamente su principal fuente de información.


B. Características de la tumba

Alegación:

Sugieren que Jesús y su familia fueron enterrados en una especie de mausoleo familiar excavado en la roca, en una población llamada Talpiot en las afueras de Jerusalén. La entrada a la tumba era un amplio portal en el que se había tallado un gran adorno o signo, también un trabajo sobre roca - un signo tan  llamativo y original que lo han convertido en el emblema del documental. La capacidad era para contener más de diez osarios. Además, según dice un arqueólogo en el mismo documental, originalmente había un patio exterior.

Argumentos en contra:
  1. Imaginemos el coste de la obra en el contexto de la época y a eso añadámosle la dedicación necesaria para mantener la tumba intacta y vigilada durante décadas  (el tiempo que se tardaría en ocupar todos los nichos, conforme la muerte va alcanzando a cada individuo, suponiendo que fuese una sepultura familiar). En un informe que aportan los promotores del documental se habla de que "el lugar de enterramiento fue probablemente usado por tres o cuatro generaciones" [9]. ¿Alguien piensa todavía que esto corresponde a una familia humilde y pobre como la retratada en el nacimiento en Belén?

  2. Los más obstinados aun pueden pensar que Jesús y su familia se enriquecieron posteriormente. Además de recomendarles a algunos que lean los Evangelios por primera vez, a los más desconcertados les ofrecemos la siguiente reflexión sobre el dinero de Judas, de manera que puedan grabar definitivamente en su memoria la imagen de pobreza de Jesús y los suyos.

    Judas traicionó a Jesús por treinta monedas de plata. Con ese dinero, más tarde, los sacerdotes compraron el campo del alfarero. Si el mismo Jesús y el grupo que lo rodeaba hubiera tenido esa cantidad de dinero o más, Judas lo habría podido robar fácilmente porque era él precisamente quien custodiaba el dinero del grupo. En ese caso, no habría podido engañarse a sí mismo haciéndose creer que las monedas de plata eran el verdadero motivo de su traición. Lógicamente, podemos concluir que Jesús y sus discípulos no tenían dinero suficiente ni siquiera para comprar el terreno donde ubicar un mausoleo familiar. Menos todavía, entonces, para encargar además una obra de las características de la tumba de Talpiot.

  3. Todo ello sin contar que sería visto como un gran descaro el despilfarrar ese dinero para los familiares directos de Jesús, mientras por otra parte se les predicaba ejemplo de humildad... Contradictorio totalmente. Recordemos que uno de los que lo acompañaba de cerca (en concreto, Judas Iscariote) había quedado escandalizado por tan sólo la adquisición de un perfume, caro, pero sin comparación con el coste de un mausoleo familiar.

  4. Además, no tiene ningún sentido extraer en secreto el cuerpo de Jesús y llevarlo a un lugar públicamente reconocible. La tumba familiar de Talpiot no estaba en un lugar oculto y lejano, sino cerca de Jerusalén, y además ostentaba una gran signo esculpido en el portal, un signo único que permitía identificarla sin ninguna duda desde el exterior (justamente el signo que emplean como emblema del documental). [10]

    No es posible que una familia dispusiera de una tumba de esas características - durante las tres o cuatro generaciones que citan los arqueólogos - sin que lo supiera toda la gente del pueblo y de alrededores. El equivalente en nuestro siglo sería un cartel luminoso anunciando "Si buscáis el cuerpo de Jesús de Nazaret, buscadlo aquí". Y el hecho de que las inscripciones estén escritas toscamente o en un rincón del osario ("como si fueran sólo para la familia" - afirman en el documental), no impediría a un soldado romano o a la guardia de Herodes sacar el osario al exterior y poder leerlo.
 Errores de método:
  1. Evitan detenerse en la información arqueológica relevante: el coste de la sepultura, su vistosidad y la imposibilidad de mantenerla en secreto. No es precisamente el rigor que uno esperaría de una investigación arqueólogica profesional que pretende causar impacto en todo el mundo.

  2. De nuevo evitan selectivamente y contradicen la misma fuente de información de la que hacen uso - la Biblia, donde se narra la pobreza de Jesús.

  3. Implican camufladamente la doblez moral de unas personas sin hacer explícita la acusación - a saber, que predicaban humildad pero sin ejercerla ellos mismos. Al no hacer explícitamente la acusación, evitan tener que entrar en un debate en el que tendrían que justificar su postura.

  4. La elección que los productores del documental han hecho del signo exterior de la Tumba como bandera de su documental - precisamente el signo que sintetiza gráfica y elocuentemente el sinsentido de su tesis porque nos recuerda que la tumba habría sido rápidamente encontrada por los enemigos de Jesús - da una idea del grado de ceguera intelectual que experimentan los promotores de la obra, una ceguera sólo explicable por fanatismo o por una intención premeditada de manipulación. Cualquiera de esos dos motivos pone en duda su capacidad para hacer un análisis objetivo de la historia.


C. Los supuestos hermanos de Jesús

Alegación:

Dicen que Jesús tenía hermanos carnales, siendo enterrado en Talpiot posiblemente uno de ellos, junto a Jesús. Pretenden apoyar su afirmación en una interpretación literal de la expresión "los hermanos de Jesús" que encontramos en los Evangelios.

Argumentos en contra:
  1. Los autores de los Evangelios no hablaban Castellano, ni Inglés, ni ninguna de las lenguas modernas conocidas, por lo que no podemos suponer sin más que el significado de la palabra "hermanos" de nuestro idioma sea una imagen exacta del significado de la palabra correspondiente que se usaba en la lengua y cultura originales del momento histórico de Jesús. En la Biblia, "hermanos" puede perfectamente significar parientes cercanos o íntimos. Es el contexto el que debe servirnos para resolver la ambigüedad, y no el criterio fanático de una absoluta literalidad que ignore el contexto. Por ejemplo, la palabra "hijos" en Castellano puede significar sólo los hijos varones o todos los hijos, tanto varones como hembras; el contexto es quien lo aclara; en contraste, esa ambigüedad no existe en Inglés.

  2. Al leer comparadamente los distintos datos y pasajes de los Evangelios, comprobamos que la única posibilidad coherente es que la palabra "hermanos" referida a Jesús no tiene el sentido de "hermanos carnales". Por cuestiones de espacio, citamos una única observación, pero creemos que basta por sí sola:  Si Jesús tenía hermanos carnales, ¿cómo es que entregó la custodia de Su Madre a Juan? Teniendo hermanos, no habría necesidad de ello. Sabemos que el "discípulo amado", aquél que estaba al pie de la cruz, era Juan. Pero, incluso si alguien no quiere creer que fuese Juan, el argumento sigue siendo el mismo: ¿por qué entregó Jesús la custodia de Su Madre a otra persona si, supuestamente, ya tenía hermanos entre los discípulos?

  3. Bajo el mismo principio de interpretación literal extrema del que hacen uso, deberíamos entender por sus propias palabras que los responsables del documental encargaron un trabajo a niños o jóvenes en edad escolar. Textualmente, en la versión española dicen "encargamos un estudio a periodistas, escolares y arqueólogos". Naturalmente, deducimos por el contexto que se trata de un error de sus traductores, una confusión con la palabra inglesa "scholar" que en realidad significa "erudito, académico".

  4. Acabamos de ver que un error básico de traducción puede ser cometido por personas supuestamente cualificadas - los propios traductores del documental - sin que sea necesario ni siquiera un idioma intermedio de traducción, ni tampoco culturas muy distantes. Ahora, multipliquemos las posibilidades por mil, tanto de errores accidentales como de manipulaciones, teniendo en cuenta que las Sagradas Escrituras, en el estado en el que nos han llegado en la actualidad, son el resultado de multitud de traducciones e infinidad de copias a mano hechas a lo largo de la historia, atravesando muy diversas lenguas y culturas. No podemos esperar una precisión lingüística tal como si hablásemos en un lenguaje matemático. Por eso es tan importante interpretar el sentido de las palabras a la luz del contexto y del principio de coherencia. [4]
Errores de método:
  1. Implícitamente, retratan el arte de la traducción como si fuera una ciencia matemática. Pero ellos mismos, con sus propios errores, nos enseñan que eso no es posible. Tratan los textos bíblicos como si estuvieran escritos en el mismo idioma en que los leemos en la actualidad e ignoran el principio más elemental de la interpretación - el análisis del contexto - despreciándolo en favor de una interpretación literal incondicional.

  2. Más tarde adoptan un criterio totalmente opuesto: la libertad más absoluta para salirse de la interpretación literal. Lo vemos, por ejemplo, cuando emplean toda su inventiva para afirmar que el discípulo al pie de la Cruz era en realidad un hijo de Jesús. Es decir, emplean criterios metodológicos contradictorios según la conveniencia del momento.


D. El supuesto hijo de Jesús

Alegaciones:

Sugieren que Jesús tenía un hijo concebido con María Magdalena, enterrado también en Talpiot junto a Jesús y María Magdalena. Según esa teoría, la existencia de este hijo fue mantenida en secreto y sólo desvelada confidencialmente a los más íntimos. Afirman que el "discípulo amado" del que habla el Evangelio de San Juan no era ni más ni menos que este supuesto hijo.

Argumentos en contra:
  1. La versión alterada que proponen en el documental es que el discípulo amado, el que estaba al pie de la Cruz, era un hijo de Jesús y María Magdalena. Afirman que Jesús, cuando en la escena de la Crucifixión decía "Mujer, he aquí a tu hijo", en realidad se estaba dirigiendo a María Magdalena, y no a la Virgen María. El absurdo de tan inmenso disparate es obvio con tan sólo reproducir el pasaje bíblico pertinente:
Junto a la cruz de Jesús estaba de pie su madre, y también la hermana de su madre, María, mujer de Cleofás, y María Magdalena. Jesús viendo a su madre y, junto a ella, al discípulo que amaba, dijo a su madre: "Mujer, he ahí a tu hijo." Después dijo al discípulo: "He ahí a tu madre" Y desde este momento el discípulo la recibió consigo. [Juan 19:25-27]

El evangelista no nos habla en ningún momento de "la madre del discípulo", ni de "su esposa [de Jesús]", terminos claros disponibles en cualquier idioma y resistentes a errores de traducción. Y además el sentido está reforzado por la relación causal, "se dirigió a su madre porque la estaba viendo (a ella misma)". Si el autor de estos versículos se estuviese refiriendo a madres diferentes (madre de Jesús y madre del discípulo) las expresiones serían claramente diferentes - todo el párrafo habría sido expresado de forma diferente. No es posible en este caso apelar a un error de interpretación de una palabra porque todo el contexto está blindado contra esa posibilidad.
  1. Sobre todo por la última frase - "Y desde este momento el discípulo la recibió consigo" - no hay duda de que las instrucciones de Jesús significaban una novedad en la relación de esas dos personas, concretamente en el sentido de "cuidar uno del otro". Eran presentados a una nueva situación ("he ahí"). No puede ser, por lo tanto, que se estuviera dirigiendo a un hijo y a su madre natural (lo que escenifica el documental), pues ya se estarían haciendo cargo de su responsabilidad desde el nacimiento.

  2. Fijémonos también en que es el discípulo quien toma a su cargo ("la recibió consigo") a la mujer-madre, y no al revés. Si el supuesto hijo-carnal-discípulo no fuese más que un niño, tal como es retratado en el documental, lo lógico sería que la mujer fuese la que recibía al hijo, es decir, la que asumía su custodia.

  3. Ese supuesto "hijo carnal" tendría ya edad para entender lo que Jesús le estaba diciendo ("He ahí a tu madre"), tendríamos que suponer por lo menos unos ocho años de edad, incluso más, al menos catorce (¿dieciséis?) para tener algo de uso de razón y poder ser considerado "discípulo". Estas cantidades de años son imposibles de conciliar porque el ministerio público de Jesús duró poco más de tres años, tiempo en el cual encontró a María Magalena. [11]

  4. Aun hay otra versión "creativa" del diálogo al pie de la Cruz (no empleada en el documental, pero encontrada en foros relacionados con el tema), en la que sostienen que era a María, la madre de Jesús, a quién éste estaba presentando el supuesto hijo que tenía con María Magdalena - es decir, Jesús presentanto a la Virgen María a su "nieto", pero llamándolo "tu hijo". La mayoría de las contraindicaciones arriba citadas siguen siendo aplicables también en este caso, y además nos encontramos con la falta de un criterio lingüístico homogéneo: una interpretación literal para entender "hermanos de Jesús", pero no literal para entender "he aquí a tu hijo" como "he aquí a tu nieto".
Errores de método:
  1. Confunden a la audiencia sobre cuáles son las auténticas fuentes de información. En un momento dado del documental, dan a entender que es "la tradición cristiana" la que aporta la idea - totalmente correcta y coherente - de que, en el diálogo al pie de la Crucifixión, Jesús se dirigía a la Virgen María y no a otra persona. Pero la realidad es que la fuente de información no es la "tradición cristiana", sino que la fuente de información en este caso es la propia Biblia, donde el hecho se afirma de una manera que no podría ser más clara, obvia y rotunda, tal como acabamos de ver. ¿Quizá es que quieren evitar que al público se le ocurra abrir la Biblia y por eso lo desconciertan con esa elusiva "tradición cristiana"?

  2. Hemos de suponer que los "expertos" que han realizado el documental sí que han leído la Biblia. Y en este caso, el lenguaje del citado pasaje del Evangelio de San Juan es tan claro, y su significado es tan obvio que nos preguntamos, ¿cuál es la explicación para que ellos deduzcan otra cosa? ¿Qué clase de método científico emplean para leer las Escrituras? Parece que, según su "técnica de lectura", cualquier pasaje de las Escrituras puede ser "releído" para interpretar justamente lo contrario de lo que está escrito.

  3. A efectos de sus "investigaciones", desacreditan totalmente la Biblia como fuente fiable de información al tratarla de manera tan irreverente, pero simultáneamente no dejan de emplearla para respaldar cualquier información que sí les interese con tal de sostener la historia que están vendiendo. Por ejemplo, ¿por qué no dudan de que Jesús nació en Belén? ¿que su padre se llamaba José? ¿o incluso del hecho de que fue realmente crucificado? etc. etc.


E. Los nombres de las tumbas

Alegación:

Dicen que en los osarios de Talpiot se han encontrado las siguientes inscripciones: "María" (no el nombre hebreo "Miriam", sino la forma latinizada "María"),  "Yeshua bar Yosef" (Jesús hijo de José), "Matia" (Mateo), "Yose" (variante de José), "Mareamene e Mara" y "Yehuda bar Yeshua" (Judas hijo de Jesús).

Según la teoría que proponen, ese "Yeshua bar Yosef" sería en realidad Jesús de Nazaret y el resto de personas sería su familia: "María" la madre de Jesús, "Mareamene e Mara" sería María Magdalena, calificada por ellos como esposa de Jesús, "Yehuda bar Yeshua" sería un hijo de Jesús concebido con María Magdalena, y por último "Yose" podría ser un hermano carnal de Jesús y "Matia" sería un pariente cercano.

Para identificar el nombre "Mareamene e Mara" con "María Magdalena" se remiten a libros apócrifos como los "Hechos de Felipe" y el "Pistis Sophia".

Argumentos en contra:
  1. El nombre hebreo de la Virgen María es Miriam - no María - y así es como debía ser conocida entre los suyos. El nombre "María" es una latinización posterior - incorporada en las sucesivas traducciones de la Biblia - que no encaja en el contexto hebreo de Jesús y María, miembros de una sociedad sometida que no veía la presencia romana como un regalo. Recordemos, como hecho muy ilustrativo, que María fue forzada por los romanos a arriesgar la salud de su embarazo haciéndola viajar hasta Belén. Ellos, además, procedían de una apartada población, Nazaret, de ningún modo tan influenciable como Jerusalén por la cultura extranjera del Imperio.

  2. ¿María, la Madre de Jesús, enterrada cerca de Jerusalén? Incluso si ella hubiera muerto y sido enterrada... habría sido en Éfeso, donde estaba con el Apóstol Juan. [12]  Juan es el discípulo a quien, al pie de la Cruz, Jesús le asigna la custodia de María. Y la zona de trabajo de Juan era la provincia de Anatolia (actualmente Turquía). Su propósito era, por una parte, alejarse del peligro de las persecuciones de Jerusalén, y además, propagar el Cristianismo al Oeste, en el mundo romano, a través de las ciudades densamente pobladas de Anatolia. Éfeso era la principal de esas ciudades.

  3. El nombre "Mariamene e Mara" es desconocido totalmente en los Evangelios, y menos todavía existe en ellos una identificación entre ese nombre y María Magdalena. Incluso entre los libros apócrifos (los que están fuera de la Biblia católica y ortodoxa) no hay ni una sola mención al nombre "Mariamene e Mara". En particular, esto incluye a los los apócrifos citados por el documental - "los Hechos de Felipe" y "Pistis Sophia" - en ellos no aparece ni una sola vez dicho nombre. Tan solo aparece en los "Hechos de Felipe" una tal Mariamne, pero sin el apodo "e Mara", y sin ninguna mención del sobrenombre "Magdalena" ni "de Magdala".

  4. Citan, como si fuera una fuente fiable, el libro apócrifo "los Hechos de Felipe", [13]  pretendiendo fundamentar con él su alegación de que "Mariamene e Mara" es una referencia a "María Magdalena". En dicho libro - que es de autoría desconocida, pues en realidad no es del Apóstol Felipe - lo que hay es un tal Felipe que actúa en contra de las enseñanzas de Jesús. Si ese libro no es coherente con los Evangelios, no puede ser empleado para "completar" los Evangelios. El libro "Pistis Sophia" [14] es todavía peor, no relata ninguna historia sino que consiste en un sarta de sentencias filosóficas imposibles de conciliar con las enseñanzas de Jesús.

  5. Dicen que "e Mara" significa algo así como "maestra", imaginan a María Magdalena como Maestra y simplemente por eso concluyen, sin ninguna evidencia, que "Mariamne e Mara" era un segundo nombre de María Magdalena. Ese hilo imaginario - que no científico - por el que unen a María Magdalena con el nombre "Mariamene e Mara" es tan etéreo, que igualmente les valdría para "probar" que "Mariamene e Mara" era la Virgen María o cualquier otra María que quisieran proponer.
  1. Tal es la debilidad de su argumento, que han caído en la tentación de falsificar la definición del concepto de "libro apócrifo". Así lo hacen en el glosario de su página oficial en Internet, como si de este modo ganasen credibilidad sus referencias a los "Hechos de Felipe" y al "Pistis Sophia". Los promotores del documental definen los "libros apócifros" como aquellos que, "formando parte de la Biblia, cuentan la historia política de Israel". [15]  Una doble falsedad  - pues el ser apócrifo significa precisamente no formar parte de la Biblia y, además, el hecho de que traten o no de "historias políticas" es ajeno a la definición de "apócrifo". (Precisamente, los dos libros apócrifos que ellos mencionan no son "historias políticas"; en particular el "Pistis Sophia" es una sarta de sentencias filosóficas.)
La realidad es que los libros apócrifos son aquellos que no forman parte del cánon oficialmente establecido. [16]  Esta, y no otra, es la definición universalmente aceptada por todos, académicos o no, creyentes o no. "Apócrifo" se ha convertido de hecho en sinónimo de "no aprobado oficialmente", ya sea con o sin connotaciones de "oculto" o "misterioso". Otra cosa distinta es que alguien crea que tal o cual libro apócrifo debería estar incluido en el cánon oficial de una confesión particular o ser considerado histórico - eso puede estar sujeto a interpretación, pero no cambia la definición de "apócrifo".
  1. Si en la época esos nombres ("Yeshua bar Yosef", "María", "Mariamene e Mara", etc.) designaban de manera tan obvia a esas personas (Jesús, su madre, su supuesta esposa, hijo, etc.), lo último que habría hecho la supuesta familia de Jesús es inscribir esos nombres en los osarios. Habría que ser imbécil para proporcionar pruebas tan obvias a los enemigos de Jesús que buscaban su cuerpo. Recordemos que la tumba familiar de Talpiot no estaba en un lugar oculto y lejano, sino cerca de Jerusalén, y que además ostentaba una gran signo esculpido en el portal, un signo único que permitía identificarla sin ninguna duda desde el exterior. Como ya hemos dicho en una sección anterior, no es posible que una familia dispusiera de una tumba de esas características sin que lo supiera toda la gente del pueblo y de alrededores.
Errores de método:
  1. Emplean criterios contradictorios para la interpretación del contexto histórico. Por una parte el director del documental se enorgullece de haber plasmado, "con una fidelidad nunca lograda hasta hora por ninguna otra película", la estricta condición cultural judía de Jesús y los suyos (con la intención de reforzar la credibilidad de los ritos de enterramiento). Y por otro lado ese criterio es ignorado cuando se trata de dar un nombre latinizado a María en vez del original hebreo Miriam.

  2. Falsean la definición de Biblia y de Libro Apócrifo. En el glosario del sitio oficial de la película dan a entender que los Libros Apócrifos son aquellos libros de la Biblia que cuentan la historia política de Israel, lo cual es doblemente mentira - tal como hemos explicado arriba. Por su gravedad, y bajo el riesgo de que oculten su "hazaña" modificando posteriormente su página electrónica, reproducimos aquí textualmente la cita (el subrayado es nuestro):
"Biblia: Fuente de referencia para la fe cristiana, cada biblia se compone del Antiguo Testamento, que cuenta la historia de la fe del antiguo Israel hasta la construcción de su segundo templo; los Apócrifos, que cuentan la historia política de Israel, y el Antiguo Testamento, que cuenta la historia de Jesucristo." [15]



F. El análisis de ADN

Alegación:

Nos cuentan que sus pruebas de ADN demuestran que los "Mariamene e Mara" y "Yeshua bar Yosef" (Jesús hijo de José) de la tumba de Talpiot eran esposos. Sin embargo - y esto evitan remarcarlo con claridad - tal parentesco entre las personas enterradas (independietemente de su verdadera identidad) sigue siendo una suposición, pues lo que dicen las pruebas de ADN es que no eran hijos de la misma madre, y a continuación suponen que, si en una misma tumba familiar había dos cuerpos de distinto sexo y no eran hijos de la misma madre, entonces tendrían que ser necesariamente marido y mujer.

Argumentos en contra:
  1. Esas dos personas enterradas allí podrían ser hijos del mismo padre, pero de madres distintas. Por tanto, hermanastros. Por tanto, no esposos.

  2. Alguien parece haber olvidado que había otros varones en la sepultura común. ¿Por qué no se detienen en el documental en la posibilidad de que esa "Mariamene e Mara" fuese la esposa de "Jose" o de "Matia" enterrados en el mismo lugar, en vez de ser la esposa de "Yeshua bar Yosef"?

  3. Estar en la misma tumba no es una absoluta certeza de parentesco consanguíneo o matrimonio, porque no podemos excluir totalmente otras posibilidades. ¿No existían los hijos adoptivos? ¿Amigos tan cercanos que son honrados como hermanos? ¿Reutilización posterior de una tumba común por otra familia?

  4. ¿De qué sirve el análisis de ADN si Jesús no tenía familia en Belén, tal como hemos explicado en una sección anterior? En estas circunstancias, es totalmente irrelevante la precisión científica del ADN porque están observando personas totalmente ajenas a Jesús.
Errores de método:
  1. Desacreditan, al no citar o no dar relevancia, otras posibilidades obvias que también son coherentes con el resultado del análisis de ADN.

  2. El efecto pscológico es que el público traslada la certidumbre de un análisis científico de ADN a la certidumbre sobre un razonamiento incompleto. De nuevo seducen a la audiencia mediante sus artes de asociación de ideas, ofreciéndoles así un velo para que no perciban las carencias lógicas de la argumentación.


G. Las falacias de la deducción probabilística

Alegación:

A partir del estudio de los nombres inscritos en los osarios y de la frecuencia de uso de los nombres en la época del enterramiento, deducen que la probabilidad que la tumba de Talpiot no sea la tumba de Jesús de Nazaret es de 1 entre 600 en el peor de los casos. Para ello, parten de la observación de que la probabilidad de encontrar la combinación concreta de nombres ("Yeshua", "Yosef"...) de Talpiot es una probabilidad bajísima.

En paralelo argumentan: Si la tumba de Talpiot era la de Jesús de Nazaret, entonces se demuestra que Jesús tenía hermanos, que estaba casado con María Magdalena y que tenían un hijo.

Argumentos en contra:
  1. Los nombres "Yosef" y "Yeshua" eran muy comunes en la época. La probabilidad de que una persona llamada "Yosef" tuviese un hijo llamado "Yeshua" es alta en comparación con cualesquiera otros dos nombres menos comunes que escogiéramos de la época. Es decir, encontrar en una tumba a un "Yeshua hijo de Yosef" es menos sorprendente que muchas otras parejas de nombres. El mismo razonamiento vale para tres nombres combinados, o cuatro nombres, o el número que sea. Encontrar (por ejemplo) cuatro nombres particulares juntos, si esos nombres son muy comunes en la época, es menos sorprendente que cualquier otra combinación particular de nombres menos comunes de la época. Es asombroso ver cómo los autores del documental intentan dar la vuelta a este hecho tan simple.

  2. Ya hemos dicho anteriormente que el nombre original de la Virgen María debía ser "Miriam" (la forma hebrea), no "María" (la forma latina). El caso es que "María" - no "Miriam", que usan ellos en el cálculo de probabilidades, sino "María", que es el nombre encontrado en la inscripción de Talpiot - no debía ser un nombre nada común, porque "María" es una adaptación del Hebreo al Latín, la lengua de las tropas invasoras romanas, ¿cómo iban los hebreos más consecuentes a tener aprecio a ese nombre (en el caso de que hubiese sido inventado ya)? Por tanto, si lo miramos desde el punto de vista de las probabilidades, la inscripción "María" arroja probabilidades en contra para que la tumba se identifique con la "familia" de Jesús.

  3. Lo mismo sucede con la inscripción "Mareamene e Mara", un nombre claramente distinto de "María Magdalena". Si lo miramos desde el punto de vista de las probabilidades, el hecho de haber hallado el nombre "Mareamene e Mara" arroja probabilidades en contra para que la tumba se asocie de alguna manera con María Magdalena. Los autores del documental apoyan, sin saberlo, esta tesis cuando ponen el ejemplo de una tumba hallada en otro lugar con el nombre de "Alejandro, hijo de Simón de Cirene" y la asocian con aquel Simón de Cirene que ayudó a llevar la Cruz de Jesús. Están apostando implícitamente por que un calificativo geográfico - "de Cirene" o "de Magdala" - es el nombre lógico que quedaría inscrito en una tumba.

  4. Lo mismo sucede con la inscripción "Yehuda bar Yeshua" (Judas hijo de Jesús). Ya vimos más arriba lo absurdo del planteamiento con que nos quieren hacer creer que Jesús tuvo un hijo con María Magdalena, cuando incluso falsifican la escena del diálogo al pie de la Cruz. Si lo miramos desde el punto de vista de las probabilidades, y dado que Jesús no tuvo descendencia, el hecho haber encontrado en Talpiot la inscripción "Yehuda bar Yeshua" nos dice la probabilidad de que esa fuese la tumba de Jesús es completamente nula.

  5. Y lo mismo sucede con los hermanos carnales. Vimos anteriormente que, a la luz de una lectura equilibrada y no fanática de la Biblia, confirmamos la ausencia de hermanos carnales de Jesús. Entonces, si los arqueólogos determinan que el Jesús de Talpiot tenía hermanos carnales, sabemos con una probabilidad del 100% que esa no era la tumba de Jesús.
Errores de método:

En este caso, los errores de método son tan graves que su alegación no puede considerarse un argumento propiamente dicho. Es lo que técnicamente se llama una falacia. Además, por doble partida.
  1. La afirmación de que Jesús tenía hermanos carnales la utilizan a la vez como hipótesis y como conclusión, resultando en un argumento circular. La trampa psicológica es sutil, pero el caso es que a lo largo del documental van infiltrando en la mente del espectador los siguientes dos argumentos de manera simultánea, evitando que nadie se detenga a pensar que dependen recíprocamente el uno del otro:
a) Si Jesús tenía hermanos, entonces hay una probabilidad muy alta de que la tumba de Talpiot fuese la de Jesús de Nazaret.
b) Si la tumba de Talpiot era la de Jesús de Nazaret, entonces se demuestra que Jesús tenía hermanos.

El efecto psicológico combinado es un refuerzo mutuo de las hipótesis en la mente del espectador, a pesar de que, al ser un argumento circular, la lógica nos dice eso es como intentar sustentar dos castillos en el aire apoyando cada uno sobre el otro.
  1. El estudio de probabilidades, en la forma en que está expuesto en el documental es una variante de la "Falacia del Fiscal" (en inglés, "Prosecutor Falacy"), una conocida trampa que utilizan algunos fiscales para liar al jurado con probabilidades haciéndoles creer que los números demuestran la culpabilidad del acusado. [17]
El director del documental encargó a un matemático el estudio probabilístico. Como ese estudio tiene demasiados parámetros y es algo sofisticado para que el público pueda entenderlo directamente, lo que se propone en el documental - e igualmente en el sitio web oficial - es una simplificación burda del estudio matemático. Esa simplificación, con o sin supervisión académica, es una falacia, que esquemáticamente funciona así:
Según ese mismo esquema, se podrían demostrar cosas tan absurdas como las siguientes:

Caso 1
Es decir, todos los sorteos de lotería del mundo están amañados.

Caso 2
Es decir, bastaría encontrar un esqueleto de león en esas condiciones para demostrar que los leones son hebívoros.



H. La técnica del robo del cuerpo

Alegación:

Dicen que los discípulos y/o la "familia" de Jesús se llevaron secretamente el cuerpo de Jesús de la sepultura donde, inmediatamente después de la Crucifixión, había sido colocado. El Evangelio de San Mateo nos cuenta que los jefes de los sacerdotes hicieron propagar el rumor de que los discípulos vinieron de noche y robaron el cuerpo mientras los soldados dormían. [18]  Los autores del documental sugieren que lo que dice ese rumor sería lo que de verdad ocurrió.

Argumentos en contra:
  1. A los jefes de los sacerdotes les era de tanta importancia la Crucifixión de Jesús, que no dudaron en desafiar a la autoridad local romana, Pilatos, obligándole a asesinar a Jesús sin causa civil sostenible. Todo Jerusalén estaba en tensión. Y después de todo el escándalo, ¿iban a ser tan estúpidos como para poner ante el sepulcro unos guardias incapaces de vigilar eficazmente durante la noche? Sin duda, los que proponen esa historia tan absurda tratan de idiotas e incompetentes a Pilatos y los jefes de los sacerdotes. [19]

  2. Nos sugieren la imagen de unos discípulos moviéndose sigilosamente para robar el cuerpo de noche, mientras dormían los guardias. Pero la piedra, grande, que bloqueaba la entrada de la sepultura estaba sellada. Cuando, pasado el sábado, acudieron tres mujeres para ir a embalsamar a Jesús, "se decían unas a otras: ¿Quién nos removerá la piedra de la entrada del sepulcro?" [20]  En otras palabras, era una piedra grande, sellada y de tales dimensiones que tres mujeres juntas no podían moverla. ¿Cómo hemos de suponer que los discípulos retiraron la piedra sin hacer ruido, es decir, sin despertar a los guardias (suponiendo por un momento que de verdad estuvieran dormidos)? Más que un contexto histórico, nos quieren introducir una película moderna de super-espías que logran misiones imposibles.

  3. Los romanos conocían perfectamente el efecto de conmoción, incertidumbre y terror que producía la tortura de la crucifixión sobre los seguidores de un crucificado. Esa era precisamente la finalidad de la humillación y del tormento (además de acabar con la vida del "ajusticiado"). No se trataba de un experimento, los romanos ya lo habían probado repetidamente. Era un tormento que en algunos casos prolongaba la muerte durante días y que, sin duda, dejaba en los seguidores una imagen viva y terrorífica del destino al que se arriesgaban. La Biblia da testimonio de que éste fue también el efecto sobre los discípulos de Jesús. Ahí tenemos las tres negaciones de Pedro y la ausencia, al pie de la cruz, de todos los discípulos menos uno. ¿Y hemos de suponer que estos mismos discípulos, llenos de miedo y desmoralizados hasta el alma, arriesgaron su vida pasando delante de los guardias, que "dormían"? ¿Haciendo un ruido tan grande, para retirar una enorme piedra sellada, que despertaría hasta un oso en hibernación?

  4. Después de sacar secretamente el cuerpo del sepulcro, todavía habrían de llevarlo por los caminos de Jerusalén sin ser vistos por absolutamente ningún testigo.
Errores de método:
  1. Como de costumbre, desacreditan la misma fuente de información de la que hacen uso - la Biblia. Insisten en su técnica de lectura "creativa", por la cual todo pasaje de las Escrituras puede ser "releído" para interpretar justamente lo contrario de lo que está escrito.

  2. No muestran ningún interés en poner a prueba las consecuencias lógicas más inmediatas de sus propuestas, lo cual no es una actitud muy científica y los inhabilita para detectar incluso las contradicciones implicadas más obvias.


I. La imposibilidad psicológica y moral para sustentar la trama

Alegación:

Según la historia implicada por el documental, no sólo se trataba de esconder el cuerpo de Jesús, sino que, además, nos quieren llevar a pensar que los discípulos de Jesús inventaron una historia fabulosa sobre una Resurrección y Ascensión, y que mintieron sostenidamente toda su vida a miles de personas.

Argumentos en contra:
  1. Ya hemos hablado antes del terror que infunde una crucifixión en todos los seguidores del crucificado. A ese terror había que sumar el absoluto desconcierto y la más grande desmoralización de los discípulos cuando pensaban que todas las promesas de Jesús habían muerto con Él. Entre ellos reinaba el terror, la confusión y la desmoralización... ¿qué psicólogo puede sosterner que una persona o grupo de personas en tales condiciones fuese capaz siquiera de pensar - no de hacer, sino tan sólo de pensar - en llevarse secretamente el cuerpo de Jesús? ¿Sobreponerse, trazar el plan y realizarlo en tan solo tres días? Muchísimo menos todavía serían capaces de trazar un plan de mentira sostenida durante toda una vida, una mentira en la que "proponían" nada más y nada menos que una Resurrección y posterior Ascensión.

  2.  ¿Cómo podría una gran mentira ser la causa de la cohesión de un grupo como éste? Recordemos que no se trataría de una mentira en la que creerían a causa de estar engañados por otros, sino de una mentira gestada y consensuada por el propio grupo - totalmente conscientes. No es ni psicológica ni moralmente sostenible. Psicológicamente, una gran mentira, sostenida secretamente por gente humilde durante mucho tiempo, les creería un desequilibrio psicológico formidable. Sus nervios, sus errores, sus dudas, serían tan visibles como si un portaaviones de la Marina Americana atracase en el Mar de Galilea de la época. En una situación como esa, no podrían ponerse de acuerdo ni tres personas. Habría deserciones. Y con tan sólo una deserción bastaría para delatar a todos.

  3. Moralmente, esa trama implicaría una bajeza moral de lo más ruin. No se trataría de un simple auto-engaño, pues ellos sabrían la verdad, sino de un engaño a cientos de personas, luego a miles, luego a millones. Esa sería la calificación moral que adjudicarían a los apóstoles, que serían unos grandes farsantes sin escrúpulos aplicando la máxima de "el fin justifica los medios".


J. La consideración de falsificaciones

Alegación (implícita):

En relación al descubrimiento de la tumba de Talpiot y la posterior conservación de restos arqueológicos es imposible que haya habido algún tipo de falsificación.

Argumentos en contra:

Atención: No afirmamos que haya habido algún tipo de falsificación respecto de la tumba de Talpiot, únicamente afirmamos que hay que aceptarlo como posible si empleamos los mismos criterios de duda sistemática que los autores del documental aplican a la historia de Jesús.
  1. Según los autores del documental, fue posible una descomunal falsificación en manos de un grupo humilde de gente - los discípulos de Jesús. En plena depresión psicológica, fracasados, sin rumbo, tuvieron la sangre fría de arriesgar sus vidas pasando por delante de los guardias que vigilaban la sepultura. Psicológicamente insostenible. Pero es que además tenían la tecnología o la habilidad necesaria para desplazar la gran losa del sepulcro sin ser oídos. Increíble. Una operación tramada y realizada en sólo tres días. Asombroso. Por si fuera poco, son retratados sin miedo a ser perseguidos cuando se descubriera la ausencia del cuerpo, porque una gran mentira los mantenía cohesionados. Después, delante de setenta compañeros, luego cientos, luego miles... iban a ser capaces de sostener el engaño sin pestañear. Mente fría y cinismo sin límites... los ministros de propaganda que cualquier dictador quisiera tener. Todo porque "el fin justifica los medios".

  2. Si esa fantástica historia hubiese sido posible, entonces podría serlo también otra mucho más simple. Lo que en realidad nos están sugiriendo - sin saberlo - los autores del documental es que, si en aquellas circunstancias una gente humilde era técnica y moralmente capaz de tramar un engaño de tan descomunales dimensiones, ¿qué dificultad hay para que dos mil años después alguien (bastaría una sóla persona) consiguiese falsificar la inscripción de uno o más osarios, fuera de una vigilancia escricta y con tecnología del Siglo XX? - osarios depositados en almacenes arqueológicos (no en instalaciones militares) durante décadas. Los obstáculos técnicos y las barreras psicológicas para que una sóla persona hubiese conseguido infiltrar una inscripción falsa o un osario falso en relación a la tumba de Talpiot es una minucia si lo comparamos con la serie de despropósitos que atribuyen a los discípulos de Jesús. Por no hablar de otras posibilidades en las que podría haber intervenido un equipo coordinado de personas... Entonces, por coherencia, quien sostenga las tesis del documental, debe admitir que una falsificación en Talpiot es algo totalmente posible, incluso facilísimo.  Recordemos, siempre bajo los mismos criterios que emplean los autores del documental para poner en duda una historia.


K. El sinsentido de una resurrección desubicada y de una ascensión a medias

Alegación:

Dicen que "La Tumba Perdida de Jesús no pone en duda la Resurrección, sino que plantea a la audiencia que considere la posibilidad de que la Resurrección ocurrió desde una segunda tumba".

Y siguen diciendo: "Incluso si Jesús hubiera sido movido de una tumba a otra, eso no niega la posibilidad de que resucitase desde una segunda tumba. Nuestro documental no trata esa cuestión. La creencia en la resurrección está basada no en qué tumba fue enterrado, sino en la alegación de haber visto a Jesús después de su enterramiento documentada en los Evangelios."

Y en otro lado, hablando sobre la Ascensión: "Si de hecho los restos mortales de Jesús hubieran sido encontrados, esto contradeciría la idea de una ascensión física. Sin embargo, no dice nada contra la posibilidad de una ascensión espiritual".

Argumentos en contra:
  1. Si la Resurrección no sucedió en la manera en que narrada en los Evangelios, sino en la manera en que sugieren en el documental, entonces la parte principal de los Evangelios no sólo es falsa, sino que es una mentira intencionada [véase la alegación en la Sección H de este documento]. Si, además, Jesús tuvo un hijo escondido en la manera en que sugieren en el documental [Sección D], escondía riquezas mientras predicaba pobreza [Sección B], escondía hermanos carnales mientras se decía hijo único [Secciones C y E]... así, mentira tras mentira, los autores del documental están proponiendo de hecho que los Evangelios son una trama de engaños.

  2. Entonces, ¿cómo se atreven a decir que "La Tumba Perdida de Jesús no pone en duda la Resurrección"? ¿Después de haber despojado (pretendidamente) de toda credibilidad a los Evangelios? Si el público se deja convencer por las tesis del documental, las cuales implican automáticamente suponer que los Evangelios son una gran mentira, ¿va a permanecer impasible ante el Hecho de la Resurrección? ¿sin plantearse automáticamente la duda?

  3. Si, como dicen, no hubo Ascensión en cuerpo y alma entonces Jesús, después de todo, no habría vencido a la muerte. En ese caso, ¿qué valor tendría su Resurrección? ¿Resucitar para al fin y al cabo morir de todos modos? Esto es tanto como sembrar la duda de que la Resurrección sucediese realmente. ¿Y siguen diciendo que no tratan la cuestión?

  4. Mienten cuando dicen que "La creencia en la resurrección está basada no en qué tumba fue enterrado, sino en la alegación de haber visto a Jesús después de su enterramiento documentada en los Evangelios." Porque la creencia en la Resurrección no sólamente se basa en eso sino también en la Verdad de todo el Evangelio como un cuerpo coherente y sin fisuras.
Errores de método:
  1. Manifiestan un gran cinismo cuando, siendo expertos conocedores del arte cinematográfico, saben perfectamente que su obra causa en muchos (engañosamente informados/evangelizados) el efecto de una duda absoluta - y no de modo - sobre el hecho de la Resurrección, mientras al mismo tiempo manifiestan que no niegan la Resurrección.

  2. Obviamente, los autores del documental no creen en la Resurrección ni en la Ascensión de Jesús - en absoluto. Y cuando proponen cohartadas como una "resurrección desde una segunda tumba" y una "ascensión sólamente espiritual", tampoco creen en ello - de ningún modo. Por lo tanto, si proponen ese tipo de historias, no es para convencer a nadie acerca de ellas sino que debe ser para otro fin. Su dogma de fe es la no-Resurrección y la no-Divinidad de Jesús, y creen en ello independientemente de cuál sea el resultado de los "descubrimientos" de Talpiot. Cuando observamos todo esto, su intención se hace inmediatamente obvia: para ellos las "historias alternativas" sobre Jesús no son más que un dulce envenenado, una pasarela por la que llevar a la audiencia hacia la negación completa de la Resurrección y la Ascensión - y así la negación de la Divinidad de Jesús. ¿Alguien puede ignorar que llevar a la audiencia a este punto es el objetivo del documental?

  3. A estas alturas, la ruta de trabajo de los autores del documental sobre la mente del espectador resulta evidente:  (1) minar la credibilidad de los Evangelios; (2) introducir historias alternativas sobre Jesús; (3) dejar que el espectador se dé cuenta por sí mismo (al cabo del tiempo o inmediatamente) de que esas historias alternativas no se tienen en pie; (4) habiendo perdido la confianza en la fidelidad de los Evangelios y quedándose sin historias alternativas, el espectador - la víctima - cae en el vacío:  ni Resurrección, ni Ascensión, ni Cristo... la pérdida absoluta de la Fe. Como es el espectador, individualmente, quien hace la "parte final" del trabajo (3 y 4), los productores del documental "se lavan las manos" negando su responsabilidad.

  4. La Resurrección y la Ascensión de Jesús está relatada en los Evangelios en un lenguaje y un contexto que no ofrece ambigüedades - una Resurrección en Jerusalén y una Ascensión en cuerpo y alma. Creer en eso es tener un criterio homogéneo sobre la interpretación de los Evangelios: son verdaderos de principio a fin. Sin embargo, quienes no creen en ello, se enfrentan al problema de que deben ofrecer un criterio uniforme y sistemático para explicar por qué confían en su fuente de información histórica - los Evangelios - unas veces sí y otras no. En el caso del cúmulo de propuestas insólitas del documental, ¿cuál es ese criterio?


L. La imposibilidad lógica y teo-lógica del Cristianismo en esas circunstancias

Alegación:

Dicen que, a pesar de todo, aunque fuera cierto que Jesús no resucitó en cuerpo y alma ni ascendió en la manera en que narran los Evangelios, sus enseñanzas seguirían siendo válidas.

La negación de que los hechos sucediesen en la manera en que son relatados en los Evangelios, junto a la escenificación y coreografía de ideas orquestadas por el documental, lleva inmediatamente al público desorientado a pensar que la Resurrección y la Ascensión no sucedieron en absoluto. Entonces, la cuestión, sutil pero eficazmente implicada en la mente del espectador es que "las enseñanzas de Jesús seguirían siendo válidas incluso sin la Resurrección y posterior Ascensión de Jesús".

Argumentos en contra:

En este punto, como excepción, responderemos con argumentos teológicos, porque de lo que se trata es de responder a la falsificación que hacen ellos de los fundamentos teológicos del Cristianismo.
  1. Jesús decía "Yo y el Padre somos uno", es decir, la Divinidad de Jesús forma parte de sus enseñanzas. Asímismo, la Resurrección de Jesús forma parte de sus enseñanzas - precisamente es la clave que a los discípulos les abrió el entendimiento, porque hasta ese momento no habían comprendido. Las enseñanzas de Jesús necesariamente incluyen su palabra y obras, y esas obras incluyen también la Pasión, la Resurrección y la Ascensión - todo es parte de sus enseñanzas. Ahora viene alguien y nos dice que podría haber sido de otra manera y que sus enseñanzas "seguirían siendo válidas", ¿es eso coherente?

  2. Si alguien niega la Resurrección, no cree en los ideales cristianos. ¿Puedes querer a tus vecinos y al mismo tiempo repudiar a tus padres después de que tus padres te hayan dado todo el amor de que fueron capaces? Puedes, pero entonces no serás llamado en justicia cristiano. Del mismo modo, si rechazas la Resurrección estás negando que Jesús es Dios hecho hombre - es decir Cristo, el Ungido, el Mesías - y con ello estás rechazando la mayor prueba de Amor que Dios - tu Padre - te ha dado. "Cristiano" por definición es creer en Cristo y vivir de acuerdo a ello, lo cual es coherente con amar al prójimo sin excluir a nadie, ni a tus padres ni, con mayor motivo todavía, al Dios que te creó.

  3. Hablan de la bondad y el amor predicado por Jesús como si fuera una chaqueta que pudiera ser separada de una vestimenta y llevada aparte del resto de las enseñanzas. Sin embargo, la bondad y el amor que predicaba Jesús están unidos al resto de su mensaje y de su vida igual que las vísceras de nuestro cuerpo están unidas a los músculos y a nuestro ser - no puedes separar una cosa sin descomponer el resto y declararlo muerto. Así, si declaras que Jesús no resucitó (o que resucitó desde Talpiot en una segunda tumba o desde Nueva York o desde Calcuta, que para el caso es lo mismo), estás diseccionando el Evangelio como si fuera un cadáver, pues si declaras falsa la parte principal, ¿cómo vas a creer que el resto es cierto o válido?

  4. Las enseñanzas de Jesús incluían la Fe Judía - solo que extirpando de ella el cáncer de putrefacción que habían amontonado los Maestros de la Ley a lo largo del tiempo. Y en el Antiguo Testamento, núcleo de la Fe judía, las profecías identifican a Jesús como El Único y Auténtico Mesías, incluyendo su Resurrección y Ascensión - como claramente hemos mostrado en otro documento [21]. Por tanto, con tan sólo considerar su base judía, ya podemos decir que las enseñanzas de Jesús no pueden ser separadas de su papel de Mesías - Cristo - y de su Divinidad atestiguada por su Resurrección y posterior Ascensión.

  5. El falso reduccionismo de las enseñanazas de Jesús a simple bondad y amor no es Cristianismo. Jesús no predicaba simplemente el amor, predicaba el Amor hasta dar la vida por otros - literalmente. Tampoco predicaba simplemente la justicia, predicaba la Suprema Justicia de Dios: si el más inocente no iba a ser librado de la carga de la Pasión y Crucifixión, entonces los más culpables no van a ser librados de su castigo mientras no haya arrepentimiento y reparación. Ni predicaba simplemente el perdón, predicaba el Supremo Perdón: si el hombre ha transgredido las leyes del Amor de una manera tal que ningún ser humano puede materialmente hacer la reparación necesaria, pero sigue siendo el ser humano quien en Justicia debería hacer la reparación, entonces Dios interviene, hecho hombre - única fórmula que resuelve la encrucijada.

  6. Si Jesús no hubiese resucitado, los primeros discípulos no se habrían atrevido a lanzarse por el mundo a predicar el Evangelio. Sin ese signo, sus seguidores se hubieran quedado en sus casas aterrorizados y avegonzados. El Cristianismo nunca se habría iniciado ni expandido, y ahora no estaríamos hablando de Jesús, ni estaríamos hablando sobre la validez de sus enseñanzas porque éstas no habrían llegado a nosotros.
Errores de método:
  1. Más o menos al comienzo del documental es cuando dicen: "Si mañana se encontraran los huesos de Jesús en un osario en Jerusalén y pudiéramos afirmar sin ninguna duda que eran los suyos, ¿destruiría eso la Fe Cristinana? Desde luego eso no destruiría mi Fe. Yo dejo el destino de los cuerpos en manos de Dios." La puesta en escena está cuidada de tal manera que da la impresión totalmente de que esas palabras las está expresando un sacerdote católico, aparentemente vestido con alzacuellos. La escenificación está tan orientada a causar esa impresión, que es necesario verlo dos o tres veces para darse cuenta de que no se trata de un sacerdote (de hecho ni siquiera es cristiano, teniendo en cuenta las cosas que predica). Esto ilustra perfectamente el poder de convicción de las técnicas cinematográficas - el arte de "decir sin decir".

  2. Si no crees en lo mismo que otra persona, no estás autorizado para definir "qué es aquello en lo que la otra persona cree". Delimitar y expresar las creencias es asunto del creyente. En el caso que nos ocupa, si alguien no cree en el Cristianismo, no está autorizado para definir "qué es el Cristianismo". Los autores del documental son, oviamente, no cristianos y probablemente por eso han buscado la imagen de alguien que, pareciendo un sacerdote católico, exprese una concepción ridículamente "aligerada" (es decir, falseada) del Cristianismo.

  3. Incluso para quienes no son cristianos, la expresión es tan obvia - ser cristiano implica creer en Cristo - que tergiversar conscientemente desde fuera la definición esencial del Cristianismo es llamar a engaño. Y el engaño es, como mínimo, un error de método.



Conclusiones

Respondiendo a las preguntas que planteábamos en la introducción de este documento...

1. ¿Se puede demostrar históricamente, por métodos científicos, que Jesús no Resucitó?

La Fe no es posible demostrarla ni rebatirla científicamente, no es un problema científico, pero tampoco se basa en un programa de confianza ciega. Lo que sí es posible, rigurosamente, es desbaratar toda pretensión "científica" de desmontar la Fe - basta con delatar las contradicciones de quienes se erigen ellos mismos "estudiosos" de la Biblia sin creer realmente en ella. [Ejemplificado en Secciones A-K de este documento]

2. ¿Qué consecuencias teológicas tendría la no-Resurreción corporal para la Fe de los cristianos?

Tal como apuntábamos en la Sección L de este documento, las enseñanzas de Jesús incluyen lo dicho y hecho por Jesús. Y entre otras cosas estas enseñanzas nos dicen que:


Referencias

[1]  "La tumba perdida de Jesús", DVD distribuido en España por Suevia Films. Título original: "The lost tomb of Jesus". Director: Simcha Jacobovici. Productor ejecutivo: James Cameron. Participan: Discovery Channel, Chanel 4 (Reino Unido), Associated Producers (Canadá), Earthship Productions (EE.UU), Vision TV (Canadá), Chanel 8 (Israel), ProSieben (Alemania), Rogers Cable Network Fund, The Canadian Television Fund, The Government of Canada. Se emitió por primera vez el 4 de Marzo de 2007 en Discovery Channel y Vision TV (en Canadá). Sitio oficial de la película-documental: http://www.jesusfamilytomb.com

[2]  En los créditos de la carátula del DVD, textualmente dice "Con la asistencia de THE GOBERNMENT OF CANADA -- CANADIAN FILM OR VIDEO PRODUCTION TAX CREDIT PROGRAM". Además, el logotipo del Gobierno de Canadá está visible como uno más entre los logotipos de las productoras y demás entidades participantes. ¿Qué hace un Gobierno como el de Canadá implicando su imagen en un proyecto así? Dejamos la respuesta para la meditación del lector.

[3]  ¿Cómo debe ser la interpretación bíblica: Literal o Simbólica? (Parte 1)  (y Parte 2)

[4]  El principio de coherencia es esencial para entender las Escrituras.

[5]  La distancia de Nazaret a Jerusalén en línea recta medida sobre un mapa es de 110 Km aprox. El recorrido a través de caminos podría ser alrededor de 130 Km, como mínimo. Calculamos que el tiempo necesario para recorrer esa distancia andando es al menos cinco días.

[6]  Hay al menos 29 versículos del Nuevo Testamento que nos hacen saber que Jesús era de Nazaret. Por ejemplo, Mateo 2:23, Mateo 21:11, Marcos 1:9, Marcos 14:67, Lucas 2:51, Lucas 18:37, Juan 1:45, Juan 19:19, Hechos 3:6, Hechos 4:10... Una lista más completa (en inglés) se puede encontrar en una búsqueda en Douay-Rheims Bible del término Nazareth. No es posible leer los Evangelios sin dejar de notar este hecho.

[7]  Para la genealogía de José hasta David, ver Mateo 1:6-16.

[8]  Según Lucas 2:41, "Sus padres iban cada año a Jerusalén, por la fiesta de la pascua". Es decir, las visitas a Jerusalén eran religiosas y su frecuencia estaba limitada por la distancia a Nazaret.

[9]  Informe en PDF dado por Discovery Channel,  Doc.3, Pág.7, textualmente dice "This burial cave was probably used for three or four generations."

[10]  Según los mismos promotores del documental, es un "extraño símbolo sobre la entrada ..... El símbolo en cuestión no tiene precedentes ..." ( foto en Wikipedia ). Precisamente su cualidad de rareza haría el lugar claramente indentificable en su época.


[11]  El Obispo Usher, aparte de su datación claramente errada de la fecha de la Creación, determinó una cronología de la vida de Jesús que hoy día sigue siendo armoniosa con los datos históricos disponibles y, por supuesto, con las Escrituras del Nuevo Testamento. Según dicha cronología, el ministerio público de Jesús duró poco más de tres años, incluyendo tres celebraciones de la Pascua.

[12]  El hogar de la Virgen María en Éfeso [en Inglés].

[13]  Los Hechos de Felipe son un texto compuesto de cuentos fantásticos que incluyen animales hablando. Como parte de su "método de evangelización", el Felipe de esas fábulas ordena a la tierra que hunda hasta el cuello al líder de sus persegidores ante 500 testigos hostiles, así es como "convierte" a esos cientos de testigos.

[14]  El libro llamado Pistis Sophia es una serie inconexa de frases absurdas y lenguaje ocultista de imposible significado. Empieza diciendo "Cuando resucitó de entre los muertos, Jesús pasó once años hablando con sus discípulos", habla como dirigiéndose a una secta masónica secreta "... no le ocultéis los misterios y hacedlo conocer los de segundo y tercer grado""El hombre justo ... será puesto en poder de los satélites de una gran triple potencia", y pretende completar las enseñanzas de Jesús con disparates como "Y para que Bombastis, que se llama Afrodita, llegue a la segunda esfera denominada Tauro, se correrán los velos de los que pertenecen a la izquierda y a la derecha." y también "hay un bautismo de humo, y un bautismo del soplo de la luz santa, y hay la unción pneumática ... Ningún misterio hay más grande ...". El trasfondo (en realidad, lo único inteligible de todo el texto) es que plantean una especie de santidad a la que se llegaría a través del conocimiento oculto sin importar las obras de cada uno.

[15]  Glosario en el sitio de Internet del documental , visitado 13/Ago/2009 y 29/Mar/2010. "Bible: A source of reference for Christian faith, each bible is composed of the Old Testament, which tells the faith history of ancient Israel until the building of its second temple; the Apocrypha, which tells the political history of Israel, and the New Testament, which tells the story of Jesus Christ.". Nos preguntamos de qué manera pueden entenderse los Hechos de Felipe y Pistis Sophia (ver notas arriba) como "historias políticas de Israel".

[16]  Como muestra: definición de Apócrifo según la Real Academia Española.

[17]  La Falacia del Fiscal, una trampa empleada en procesos judiciales  y  artículo en Wikipedia (en Inglés) sobre la Falacia del Fiscal ("Prosecutor Fallacy").

[18]  Mateo 28:13

[19]  Mateo 27:62-66

[20]  Marcos 16:16

[21]  Las profecías del Antiguo Testamento identifican a Jesús como El Único y Auténtico Mesías.



© Copyright 2010 - 2016 por The M+G+R Foundation. Todos los derechos reservados. Sin embargo, este documento puede ser reproducido y distribuido libremente siempre que: (1) Se dé crédito apropiado en cuanto a su fuente; (2) No se realice ningún cambio en el texto sin consentimiento previo por escrito; y (3) No se cobre ningún precio por ello.

The M+G+R Foundation
Sobre Nosotros  y  Preguntas Frecuentes sobre Nosotros


Documentos relacionados

¿Cómo debe ser la interpretación bíblica: Literal o Simbólica? (Parte 1)  (y Parte 2)

¿Cuál de las 3000 traducciones de la Biblia es la correcta?

El principio de coherencia es esencial para entender las Escrituras.

La verdadera descodificación del "Código da Vinci" de Dan Brown

Los intentos de dar validez al "Evangelio de Judas" (Parte 1)  (y Parte 2)

Si alguien mostrase, científicamente y forma confiable, que la mayor parte del Antiguo Testamento no era el producto de la Revelación Divina, sino el producto de la imaginación humana, ¿cuáles serían las consecuencias religiosas y políticas? [documento en Inglés]



PÁGINA DE INTRODUCCIÓN AL DOMINIO (en Inglés)

PÁGINA PRINCIPAL

PÁGINA PRINCIPAL - Español

PÁGINA PRINCIPAL - Portugues

Sitio de emergencia de la PÁGINA PRINCIPAL


Nuestro Apartado de Búsquedas

Para buscar información en nuestro dominio Pinche Aquí

Índices generales de documentos: - Ordenado por Título - Ordenado por Nombre de Fichero


Future Use

Nota: Si la imagen de arriba no aparece sobre este documento, significa que no está usted viendo el documento original de nuestros servidores. Si tiene alguna duda sobre la autenticidad del documento, le recomendamos que acceda a nuestro servidor otra vez y pinche sobre el botón de "Refrescar" o "Recargar" de su Navegador para ver el documento original.  

Si desea ponerse en contacto con M+G+R Foundation, por favor Pinche Aquí y siga las instrucciones.