The M+G+R Foundation

Conspiraciones Geopolíticas Oficialmente Confirmadas

PROLOGO

Justo como satanás ha convencido a muchos que él no existe,  los que están detrás de una multiplicidad de conspiraciones continúan sus esfuerzos para convencer el mundo que tales "conspiraciones"  sólo son el producto de mentes inestables.

Lo que es interesante es que la gente cae fácilmente en tales trampas. ¿Pero, por qué? ¿Por qué es tan fácil embaucar al público?

La respuesta es muy simple aunque es diferente para cada caso.

En el caso de los que están encargados de negar las "teorías de conspiración" les es incluso más fácil convencer al público.

¿Pero, por qué? ¿Por qué es tan fácil embaucar al público?

Porque si uno no cree en dichas conspiraciones uno no siente obligación alguna de hacer algo al respecto y puede seguir su vida en paz (al menos, eso es lo que quiere creer).  Los pocos que creen que algo está aconteciendo "por detrás de los biombos", se convierten en el objetivo de toda broma de "chiflado". Presionados socialmente y/o políticamente, ellos desisten de sus esfuerzos y...  ¡El caso queda cerrado... y la trama continúa imperturbable!
Gracias a Dios que la función de The M+G+R Foundation es publicar lo que Dios pone en nuestras manos, de manera que, los que "tengan ojos para ver", vean, y los que "tengan oídos para oír", oigan. Y, ¡punto!
 

INTRODUCCIÓN

Si uno repasa cuidadosamente el documento a continuación  - llega a quedar muy claro que lo que hemos revelado y explicado en ciertos de nuestros documentos documentos - sea uno, u el otro u otro más, etc. no es el producto de una mente que está alucinando. Es una triste realidad.

Tenga muy presente, según usted va leyendo el relato Hollywoodense aquí presentado,  que éstos son jefes de estado quienes públicamente reconocieron la realidad de un Calderón de Conspiraciones que alegadamente acabó en 1990 pero, si uno mira en su derredor..., dichas conspiraciones están obviamente operativas.

Caríssimos - Según este documento entra en el Cyberspace, asegúrese que nosotros dormiremos muy bien. Nuestro "trabajo" está  hecho. ¿Qué tan bién usted dormirá? Eso depende de lo que usted hará con la información que le es colocada en sus manos ahora por la Gracia de Dios.
 
 

GLADIO: LOS EJERCITOS (SECRETOS) DURMIENTES

El 24 de octubre de 1990 vio la luz en Italia la historia de otro ejército clandestino: Gladio. Su nombre aludía a una espada pequeña de doble filo de época romana, que figura en la enseña del mando militar supremo de la organización. El día citado, el primer ministro Giulio Andreotti reveló a un Parlamento atónito la existencia, en varios países europeos, de una red secreta de activistas anticomunistas creada por la OTAN en los años 50, aún vigente por entonces.

Según Andreotti, “después de la Segunda Guerra mundial, el temor al expansionismo soviético y la inferioridad de las fuerzas de la OTAN, en relación al Cominform [Internacional Comunista], condujeron a las naciones de Europa del Oeste a examinar nuevas formas de defensa no convencionales, y crearon sobre sus respectivos territorios una red oculta de resistencia destinada a obrar, en caso de ocupación enemiga, mediante la recogida de información, el sabotaje, la propaganda y la guerrilla”.

El affaire Gladio recorrió los gabinetes ministeriales europeos rápidamente y se sucedieron declaraciones de los gobiernos implicados en esta red. Andreas Papandreu desveló que, entre 1955 y 1984, había actuado en Grecia “una misteriosa organización paramilitar llamada Piel de Cabra Roja, en la que convivían una unidad especial de las fuerzas especiales griegas y los servicios secretos de la CIA” con el fin de “combatir el peligro comunista”.

En Francia en ministro de Defensa confirmó que Gladio había existido efectivamente en los años 50, pero no habría estado activa durante la presidencia gaullista (1958-1968), caracterizada por el no alineamiento francés con la política norteamericana. Los gobiernos de la República Federal Alemana y de Luxemburgo reconocieron también la existencia de Gladio en sus países, mientras que nuevos datos dejaban entrever que Holanda y Noruega habían estado vinculadas a la organización.

En noviembre de 1990 se desmanteló la red belga de Gladio y un informe del Parlamento suizo constató que una organización militar clandestina llamada P-26 había funcionado en la república helvética hasta ese mismo mes, cuando fue disuelta. Finalmente, en diciembre de 1990 se conoció que en 1958 Suecia y la CIA habían colaborado en la creación de un dispositivo defensivo (que había tenido continuidad, cuando menos, hasta 1978) para afrontar una posible agresión soviética.

También vio la luz información sobre la existencia de una Gladio turca, que desde 1984 habría dedicado su esfuerzo a luchas contra el separatismo kurdo, mientras que en España el tema quedó confuso. Ya en1996 se desmantelaron en Austria 65 de los 79 escondrijos de armas creados por EE.UU. durante la Guerra Fría para hacer frente a una hipotética ocupación de la UR.SS.

Según el ministro austriaco del Interior, en ellos “había miles de toneladas de explosivos y cientos de proyectiles de artillería”. Gladio, pues habría estado presente en la mayoría de los países de Europa Occidental para preparar la resistencia contra una eventual invasión comunista. ¿Cómo surgió y se organizó la red?
 

REDES ANTICOMUNISTAS ARMADAS

Gladio nació en este marco de temor al expansionismo soviético impulsada primero probablemente por EE.UU. y después por la OTAN (constituida en 1949), Gladio habría tenido la función de desplegar con rapidez una retaguardia armada ante una invasión comunista. Habría tomado cuerpo progresivamente, al converger en un mismo organismo redes dormidas de activistas de distintos países. Eran los llamados grupos stay-behind (expresión que significa “quedar atrás”), cuyos procedentes son diversos: desde el ejemplo proporcionado por la resistencia antinazi en algunos países, hasta el ofrecido por los Werwolf nazis. Así en Gladio habrían confluido operaciones variadas, basadas en buena medida, en la reconversión de ex combatientes nazifascistas o ultraderechistas.

Habría sido en Italia, país con el mayor partido comunista de Europa Occidental (con 1.771.000 afiliados), donde las primeras iniciativas en esta dirección habrían sido importantes. Allí surgieron formaciones clandestinas anticomunistas como la organización Osoppo en 1946 o el Ejército Italiano de la Libertad de 1947. Este tipo de grupos contó con numerosos ex fascistas entre sus miembros que incluso habrían llegado al ochenta por ciento.

La movilización anticomunista tuvo lugar en toda Europa Occidental, amparada por los servicios de información norteamericanos. De este modo en la Bélgica de fines de los 40 existieron varias organizaciones anticomunistas. En 1949, por ejemplo, se creó el Frente Nacional Belga de la independencia, cuya meta era reunir a todos los patriotas anticomunistas. Un registro de su sede permitió descubrir planes para crear redes de combatientes en caso de invasión soviética.

De este modo Gladio habría articulado un conjunto de redes anticomunistas dispersas por Europa Occidental, una gran operación inicialmente efectuada por los servicios y después por la OTAN. En este empeño habría captado colectivos de ultraderecha y ex combatientes nazifascistas o adiestrado personal de militancia política diversa, pero anticomunista.

Al parecer, para reclutar a sus miembros se contactó con militares, pero también, en algunos casos, con simples ciudadanos de probado anticomunismo, a los que se adiestró en secreto. De tal modo, se habría conformado un tejido de activistas clandestinos –no un verdadero ejército-, con el fin de afrontar una ocupación soviética; de ahí la creación de depósitos de armas distribuidos estratégicamente en cada país.

En caso de un rápido avance de blindados soviéticos, los gladiadores posiblemente debían hostigar al enemigo en retaguardia, para ganar tiempo y permitir la llegada de refuerzos angloamericanos que creasen un frente de combate estable.
 

¿CRÍMENES SIN CASTIGO?

Al llegar los años 60 y 70, el Mayo del 68 francés dio paso a una nueva extrema izquierda y pareció claro que los soviéticos no se lanzarían a una invasión del continente. Entonces la prioridad de Gladio probablemente fue combatir al “enemigo interior”: el terrorismo marxista revolucionario y al crecimiento electoral de partidos comunistas o fuerzas de izquierdas capaces de introducir cambios políticos sustanciales.

En este supuesto nuevo período de actividad gladiadora, estos activistas de la OTAN habrían podido recurrir a otros medios de lucha, concretamente a la llamada “estrategia de la tensión”, que utilizó la violencia con fines perversos, aunque ello no ha podido ser probado. Esta estrategia consistía en uno o varios atentados criminales de supuesto origen neofascista que se alternaban con otros aparentemente procedentes de la extrema izquierda con lo que iniciaba una escalada de masacres para desacreditar a las instituciones del Estado. Esta espiral de violencia –inspirada e instigada por medios próximos a Gladio- tendría como finalidad que la inseguridad llevara a la población a reclamar gobiernos autoritarios o, llanamente, dictaduras.

Por esta razón a Gladio se le atribuyeron numerosas actuaciones encubiertas (covert actions): “Cuatro tentativas de golpes de Estado en Italia, un putsch exitoso en Grecia [el Golpe de los coroneles de 1967], decenas de muertos en la oleada de terrorismo que traumatizó la Europa de los años 1970-1980, relaciones extrañas con la mafia y la delincuencia internacional, relaciones estrechas con los grandes escándalos financieros que han salpicado al Vaticano (Banco Ambrosiano), la desintegración del Estado Italiano […], las sospechas que pasan aún en relación con el secuestro y asesinato de Aldo Moro”, escribió en 1994 el investigador Jean-François Brozzu-Gentile.

La conclusión que se extrajo del análisis de la acción de Gladio es que esta quiso crear situaciones de caos y conducir a políticas anticomunistas. No hay que olvidar que el gran temor de Occidente durante la Guerra Fría era que los países del oeste europeo quedasen en la órbita soviética.
 

¿POR QUÉ SE REVELÓ SU EXISTENCIA EN 1990?

Probablemente la revelación de la existencia de Gladio, simultánea a su disolución, permitió que la OTAN y los gobiernos que la integraban demoliesen un este cada vez más obsoleto, pues en noviembre de 1989 el bloque soviético había empezado a desmoronarse con la caída del muro de Berlín y la era Gorbachov había iniciado una etapa de distensión en la que la URSS daba muestras cada vez más palpables de crisis interna.

Por esta razón, las revelaciones de Andreotti sobre Gladio en 1990 sirvieron para desmantelar una estructura ya innecesaria, que constituía un reflejo más eclipse de la Guerra Fría. Así, el alud informativo que prometía revelaciones sobre crímenes irresueltos quedó en nada. En realidad, al dar a conocer la existencia de Gladio a la vez que esta era oficialmente disuelta, se creó una cortina de humo sobre sus presuntas responsabilidades en los hechos que se le imputaban: Gladio, así, podía haber estado detrás de todo y todo quedó en nada.

Su final, rodeado de un halo de misterio, estuvo acorde con el lema escrito en los muros de su centro de entrenamiento de Capo Marrargiu (cercano al Alguer, en Cerdeña): Silencio libertatem servo (“Sirvo a la libertad en el silencio”).
 

IRAQ: UNA HIPÓTESIS

El hecho de que la resistencia iraquí haya funcionado en apariencia de manera autónoma respecto a Saddam refuerza la hipótesis de que su armazón lo constituya un ejército dormido. En este aspecto, dos factores explicarían la existencia de una red armada clandestina.

El primer factor que se debe considerar es que Iraq ya fue invadido en enero de 1991. ya entonces el cálculo bélico de Saddam era infligir un importante número de bajas a las tropas terrestres aliadas que forzase su retirada, como reflejaron sus palabras dedicadas al entonces presidente de EE.UU. George Bush padre: “No se derramarán gotas, sino ríos de sangre. Y entonces Bush habrá mentido a Norteamérica”. Así, la invasión de 1991 habría sido decisiva en la voluntad de crear un ejército oculto.

Es segundo factor es el sistema de poder iraquí, fuertemente centralizado y vinculado a la figura del dictador por lazos tribales y de parentesco. En este sentido es fundamental el llamado “clan de Tikrit” (lugar de origen de Saddam y base de su poder; allí fue detenido en diciembre de 2003). Según el periodista Xavier Batalla. Entre trescientos y cuatrocientos miembros de dicho clan habrían tenido cargos esenciales en las distintas organizaciones armadas y de seguridad. Ello, obviamente, habría facilitado la creación de una red armada oculta cohesionada a partir del cuerpo de elite de Saddam, la Guardia Republicana. En el 2002, sus efectivos se estimaban en 100.000 hombres. Su núcleo duro serían 25.000 integrados en las Fuerzas Especiales de Protección de la Guardia Republicana.

Todo ello hace más que verosímil la hipótesis apuntada por Manuel Castells sobre la existencia de un ejército oculto que constituyese el núcleo de la resistencia actual, de ahí su autonomía y capacidad de combate. Su efectividad ilustra que, en la era de la globalización, grandes despliegues militares dotados de una capacidad de combate superior a la del enemigo continúan siendo vulnerables a la guerra de guerrillas. Ello augura un sólido futuro a los ejércitos clandestinos. De hecho se han detectado numerosas células durmientes” de activistas de Al Qaeda.
 

ESPAÑA, ÚLTIMO BALUARTE ANTICOMUNISTA

Las informaciones sobre la presencia de Gladio en nuestro país han sido escasas y contradictorias, pues se ha defendido tanto la pertenencia de España a Gladio como el argumento contrario, basado en la idea de que la dictadura franquista era suficiente garante de contención del comunismo. Esta apreciación es la más verosímil, pues España adquirió un importante papel en la estrategia defensiva norteamericana a inicios de la Guerra Fría.

La situación de la península desde 1947 permitía a EE.UU. controlar las rutas del Mediterráneo y el acceso al petróleo de Oriente Medio, mientras que los Pirineos la convertían en zona de repliegue ante una invasión comunista y posible base para reconquistar el continente. Así, los planes del Estado Mayor norteamericano de 1948 y 1949 preveían que primero sus tropas se retirarían detrás de la orilla occidental del Rin y, en caso extremo, de los Pirineos.

Por otra parte, dado que la retirada alemana de 1944 dejó el sur de Francia al alcance de incursiones del maquis y exiliados comunistas (en octubre de aquel año una operación comunista intentó que 4.000 guerrilleros ocuparan Val d’Aran), a partir de 1945 se edificó una línea defensiva en la cordillera desde Hondarribia (Guipúzcoa) hasta La Jonquera (Girona), cuyos trabajos cesaron al constituirse la OTAN. Se creó así una línea fortificada (la “línea Gutiérrez”), cuyos búnkers defensivos se conservan hoy herrumbrosos. De ello se deduce que el franquismo no necesita desplegar grupos stay-behind que organizaran una retaguardia armada ante una ocupación soviética, pues en tal caso el propio territorio sería el último bastión anticomunista contra la ocupación de la URSS.


Bibliografía
 

BATALLA, X., ¿Por qué Irak?, DeBolsillo, 2002.
BEEVOR, A., Berlín. La caída: 1945, Crítica, 2003..
BELLU, G.M. y G. D’AVANZO, I giorni di Gladio, Sperling & Kupfer, 1991. .
BROZZU-GENTILE, J.F., L’affaire Gladio. Les réseaux americains au coeur du terrorisme en Europe. Albin Michel, 1994..
CASALS, X., La tentación neofascista en España, Plaza & Janés, 1998..
CASTELLS, M., “La guerra de verdad”, La Vanguardia (22-11-2003)..
CLIO, Los ejércitos durmientes - de Hitler a Saddam, Año 3, No. 28
COGLITORE, M. y S. SCARSO (eds.) La notte dei gladiatori. Omisión e silenzi della Reppublica. Calusca Edizioni, 1992..
COUGHLIN, C., La vida secreta de Saddam Hussein, Planeta, 2002..
FEST, J., El hundimiento. Hitler y el final del Tercer Reich, Galaxia Gutemberg/Círculo de lectores, 2003..
LAURENT, F y N. SUTTON, Lorchestre noir, Stock, 1978..
LUMSDEN, R., Historia secreta de las SS, Esfera, 2003..
SALA ROSE, R., Diccionario crítico de mitos y símbolos del nazismo, Acantilado, 2003..
TRIPP, C., Historia de Iraq, Cambridge University Press, 2003..
WHITING, C., Hitler’s Werewolves. The Store of the Nazi Resistance Movement 1944-1945. Bantam Books, 1972..
WILLEMS, J. (dir.), Dossier Gladio, EPO, 1992..
Publicado el 19 de Febrero de 2004. Comunidad Europea

The M+G+R Foundation
Nuestro Propósito

TABLÓN DE ACTUALIZACIONES Lista de las Actualizaciones más Recientes de este Dominio

INDICE GENERAL de Documentos en Castellano

INDICE GENERAL de Documentos en Portugués

INDICE GENERAL del Dominio Completo.

PÁGINA PRINCIPAL de Emergencia

Otros Documentos Relacionados:

La Decepción de una Única Religión Universal

La Conspiración Politica-Eclesiástica

El Nuevo Orden Mundial

La Nueva Religión Mundial

Dios Le Habló al Mundo Frecuentemente Usando las Fechas Claves Asociadas Con la Primera y Segunda Guerras Mundiales

Un Aviso de Dios

Un Milagro Apoteósico de Dios


Future Use

Por Favor Tome Nota:
Si la imágen que aparece encima de estas líneas no aparece en este documento, quiere decir que usted no está leendo el documento original como se encuentra archivado en nuestros Servidores. Si usted tiene alguna duda de la autenticidad de este documento, le recomendamos que acceda a nuestro Dominio, localize el documento y Pinche de botón de vuestro navegador que renueva el documento en vuestra pantalla. de manera que pueda ver el documento original.

Si desea ponerse en contacto con The M+G+R Foundation, tenga la amabilidad de Pinchar Aquí y seguir las instrucciones.

Puedes reproducir y distribuir este documento siempre y cuando: (1) Se acredite su fuente original [The M+G+R Foundation]; (2) No se haga cambio alguno al texto ni al formato; y (3) No se venda o acepten donaciones por él.