The M+G+R Foundation

La Situación Actual de la Fe y la Teología (1)

Comentarios Sobre el Texto de la

Conferencia (2) Presidida por el Cardenal J. Ratzinger

Documento Dirigido a Todos los Asistentes a Dicha Conferencia


Del amplísimo texto presentado por S.E. el Cardenal Ratzinger en dicha conferencia, se pueden destilar dos inquietudes primordiales en tan distinguido personaje: (a) Los errores fundamentales que los neo-teólogos continúan propagando; y
(b) La intoxicación del mundo Cristiano con los errores de la pseudo teología científica.

Por medio de este documento proponemos a los participantes de dicha Conferencia unos conceptos, los cuales, tal vez, contribuyan a la iluminación del tema y al combate contra el error con sus funestas consecuencias. Consecuencias claramente identificadas por Su Eminencia.

ERRORES FUNDAMENTALES DE LOS NEO-TEOLOGOS

El objetivo consciente o inconsciente de los neo-teólogos es única y exclusivamente el de des-Divinizar a Jesucristo: Rebajarlo al nivel de Profeta o al de uno más de los Maestros que habitualmente nos presenta las religiones Orientales. Eso les facilita entonces la justificación de cualquier perversión de la "Verdad" en el nombre de la tolerancia relativista, vástago bastardo de la Democracia Iluminada.

Como S.E. ilustró al citar el pronunciamiento pseudo-teológico de J. Hick (3), el arma fundamental para atentar contra la obra Salvífica de la Santísima Trinidad es precisamente ilustrar con palabras y argumentos, de dudosa lógica y provenecia, que la unión hipostática es una "imposibilidad científica".

"Imposibilidad Científica" para los señores neo-teólogos se puede definir como: Cualquier cosa que el limitadísimo intelecto humano no puede alcanzar a comprender. Veamos:


Detalles

Repasemos el grave problema que le presentó el hombre a Dios al caer en el ya bien conocido Paraíso.

1. El hombre es el centro de la Creación; o digamos, Dios creó al hombre, quién es provisto y apoyado por el resto de la Creación Universal.

2. El hombre se revela al ser incitado a querer ser como Dios.

3. Aunque Lucifer y su grupo cayeran irrevocablemente cuando ellos mismos se revelaron contra Dios, para la Niña de los Ojos de Dios, el ser humano, Él tenía que manifestar Su redención. Su amor por Su Creación humana Lo movía.

4. Para semejante pecado (y todos aquellos pecados que tienen su raiz en el pecado original) se requería pago en "moneda" equivalente.

5. Solo Dios Encarnado contaría con "la moneda" necesaria para pagarse una deuda a Si Mismo.

Invocando el principio de coherencia interna y externa y asumiendo la Redención de la Humanidad como parte integral de la Creación, la ininterrumpida condición Divina-Humana de Jesucristo provée la única fórmula posible para lograrla. No hay otra alternativa que sobreviva a la prueba de este tipo de coherencia.

Un hombre no se puede Divinizar a posteriori ya que eso supondría que su alma fuera cambiada en algún punto después de su concepción original. Las almas y los cuerpos no son intercambiables. Cada alma está determinada desde siempre a unirse a su cuerpo correspondiente; unión que se realizará cuando ese cuerpo surge en el Tiempo.

Por lo tanto, no podemos cambiar en el Tiempo una unión físico-espiritual que es parte de un Presente inmutable en la Eternidad.

Ahora, vamos un paso más adelante y tratemos de entender mejor la integración dinámica de un organismo anatómico-fisiológico y un alma.


Integración dinámica del organismo anatómico-fisiológico con el alma

Usemos esa técnica tan usada por Nuestro Señor Jesucristo para ilustrar lo "in ilustrable": La Parábola

El Televisor

Un simple televisor es un compendio de componentes electrónicos con el fin de transmitir [recibir-procesar-proyectar] cierta información. Dicha información se manifiesta y transmite en forma de ondas electromagnéticas con características muy específicas en sí mismas y en su interrelación, que eventualmente se integrarán en una imagen completa.

Un televisor está expuesto a todas las señales transmitidas en su campo de recepción. Algunas señales pueden procesarse y otras no dependiendo de las caraterísticas electrónicas de diseño del receptor. Las que puede procesar las proyectará en su pantalla respondiendo, una vez más, a sus características específicas y a la elección del canal (blanco y negro o a color, Canal 5, Canal 8, etc., etc.).

El Ser Humano

Pues bien, veamos al organismo anatómico-fisiológico que es el ser humano como un televisor en el cual los circuitos se van desarrollando progresivamente y de una forma predeterminada con el objeto de transmitir la "señal", que viene de Dios y que podríamos equiparar con "el alma". Dicha "señal" se va manifestando de una manera progresiva, de acuerdo con el nivel de desarrollo del organismo anatómico-fisiológico del momento y de acuerdo con los designios Divinos, los cuales, en el Marco de Referencia que llamamos "Tiempo", también son dinámicos.

A medida que se van desarrollando en el primitivo televisor los "nuevos avances tecnológicos", transformando parte de sus circuitos por otros mejores, etc., la calidad de la imagen va mejorando, es decir, va mejorando la recepción y proyección de las "señales electromagnéticas" recibidas. Estas imágenes solo están limitadas por la calidad de los "circuitos y componentes del televisor anatómico-fisiológico". Paralelamente, una señal perfecta, en un televisor perfecto, pero aun en desarrollo, darán una imagen perfecta, aunque todavía no plena.

Jesucristo

Para poder llevar a cabo el programa de Redención, Dios tenía que encarnarse de la misma manera que cualquier humano se encarna, excepto en su capacidad pecaminosa. Su desarrollo, de recien nacido a adulto, tenía que seguir las mismas normas de cualquier ser humano. La única otra diferencia, aparte de Él Ser Immaculado, era que la "señal" que Se Le transmitía a Él era sustantivamente Divina.

Por lo tanto, desde el momento en que se realiza la unión hipostática en el vientre de María, Jesucristo es Dios y es hombre. Su alma siempre fue la Divina, ya que los "circuitos" de Su humanidad podían recibir un solo "Programa".... el de la Segunda Persona de la Santísima Trinidad. Aunque Sus "circuitos" tenían que desarrollarse de la misma manera que la de cualquier entidad humana, ello no significa que la señal que recibe no sea perfecta: es una señal perfecta que progresivamente se va mejorando en su transmisión hasta alcanzar su perfecta plenitud.

No puede haber tal cosa como un "Dios en progreso". Un cuerpo humano en desarrolo psico-somático, sí, pero un Dios, siempre...¿no es acaso Dios Eterno?


LA INTOXICACION DEL MUNDO CRISTIANO CON TALES ERRORES

A un cuerpo sano, bien alimentado y psicológicamente alerta y balanceado es muy difícil intoxicarlo progresivamente ya que: (a) el cuerpo rechaza automáticamente la toxina; o (b) la capacidad intelectual de la víctima le permite reconocer que está siendo intoxicado y, si lo necesita, busca ayuda externa.

Entonces, ¿por qué es tan fácil intoxicar la Fe de los Cristianos? Obviamente es un problema serio si lo juzgamos por los recientes esfuerzos del Vaticano [ejemplarmente ilustrado por la Encíclica "Veritatis Splendor"] para contraarrestar los daños causados por tanta intoxicación.

Acaso no nos lo advirtió Dios de antemano cuandovaticinó:

"¡Ay de los pastores de Israel que se apacientan a sí mismos! ¿No es el rebaño al que deben apacentar los pastores? Vosotros os tomáis la leche y os vestís con la lana; matáis las ovejas cebadas, pero no apacientáis el rebaño. No habéis fortalecido a las débiles ni habéis curado a las enfermas; no habéis vendado a las heridas, no habéis hecho volver a las descarriadas ni buscado a las perdidas, sino que las habéis conducido con crueldad y violencia. Y ahora andan dispersas, por falta de pastor, presa de todas las fieras del campo; andan dispersas mis ovejas; errantes por todos los montes, por todos los collados; dispersas mis ovejas por todo el país, sin que las busque nadie ni las cuide." [Ezekiel 34:2-6]


CONCLUSION

Nosotros sabemos que para Dios es todo posible y si admitimos nuestros errores y cooperamos con Él para enmendar los daños causados, Él obrará los milagros necesarios.

No dijo Él acaso: "Yo os digo que ejercerá la venganza de ellos prontamente. Pero el Hijo del hombre, cuando vuelva, ¿hallará por ventura la fe sobre la tierra?" [S. Lucas 18:8]

Aún no es tarde [S. Mateo 20:1-16] para reavivar la fe. Él dejó en nuestras manos el modo de responder afirmativamente a esas palabras transmitidas por San Lucas.

Recibámoslo llenos de fe. Él ha puesto en nuestras manos todo lo necesario para lograrlo.

miguel de Portugal

8 de Mayo de 1997

Fiesta de la Ascención del Señor

NOTAS_______________________________

(1) Celebrada en Guadalajara, México; 1996.
(2) Según fue publicada en L'Osservatore Romano; N. 44; 1 de Noviembre de 1996
(3) "Lo Absoluto o el Absoluto mismo no puede darse en la historia."

©
Copyright  2001 - 2017 por The M+G+R Foundation. Todos los derechos reservados. Sin embargo, este documento puede ser reproducido y distribuido libremente siempre que: (1) Se dé crédito apropiado en cuanto a su fuente; (2) No se realice ningún cambio en el texto sin consentimiento previo por escrito; (y 3) No se cobre ningún precio por ello.


Detalles Introductorios de Este Texto


The M+G+R Foundation
Sobre Nosotros  y  Preguntas Frecuentes sobre Nosotros


PÁGINA DE INTRODUCCIÓN AL DOMINIO (en Inglés)

PÁGINA PRINCIPAL - English

PÁGINA PRINCIPAL - Español

PÁGINA PRINCIPAL - Portugues
 

Sitio de emergencia de la PÁGINA PRINCIPAL


Nuestro Apartado de Búsquedas

Para buscar información en nuestro dominio Pinche Aquí

Índices generales de documentos: - Ordenado por Título - Ordenado por Nombre de Fichero



 
Future Use

Nota:
Si la imagen de arriba no aparece sobre este documento, significa que no está usted viendo el documento original de nuestros servidores. Si tiene algunna duda sobre la autenticidad del documento, le recomendamos que acceda a nuestro servidor otra vez y pinche sobre el botón de "Refrescar" o "Recargar" de su Navegador para ver el documento original.

Si desea ponerse en contacto con M+G+R Foundation, por favor Pulse Aquí y siga las instrucciones.