The M+G+R Foundation


DOSIER DEL VATICANO

"Sí, la Virgen María se apareció en Kibeho"

La Declaración Oficial dice que la Visión previó el genocidio en Ruanda



CIUDAD DEL VATICANO, 2 DE JULIO DE 2001 (Zenit.org) - Mons. Agustín Misago, Obispo de Ruanda es de los que lo creen.

"Sí, la Virgen María se apareció en Kibeho el 28 de Noviembre de 1981, y en el curso de los siguientes seis meses", dijo el obispo. "Hay más razones para creerlo que para negarlo."

Con dicha afirmación, el obispo Misago de Gikongoro declaró creíbles las afirmaciones de tres jóvenes ruandesas que afirman haber visto a la Virgen. La declaración aparece en la "Declaración sobre el Juicio Definitivo de las Apariciones de Kibeho", publicada el viernes por el Vaticano.

El Obispo Misago también hizo una declaración solemne durante una Misa concelebrada con todos los obispos ruandeses y el nuncio apostólico en Kigali.

Sin embargo, no pudo confirmar la veracidad de todas las personas que reportaron apariciones.

El obispo proclamó solemnemente que la Virgen se apareció solamente a Alphonsine Mumureke, Nathalie Mukamazimpaka y Marie Claire Mukangango. En aquel momento, las tres tenían 17, 20 y 21 años, respectivamente, y, según la declaración, "correspondían satisfactoriamente a todos los criterios establecidos por la Iglesia en materia de apariciones y revelaciones privadas".

El documento continúa diciendo que, "por el contrario, la evolución de los supuestos videntes posteriores, sobre todo después de las apariciones, refleja situaciones personales inquietantes, que han reforzado las reservas existentes acerca de ellos".

Además, el documento no considera las supuestas visiones de Jesús, reportadas desde 1982.

En cambio, fomenta la devoción a las apariciones de la Virgen en Ruanda, tal como fue autorizada en 1982 por el Obispo Jean Baptiste Gahamanyi, con la dedicación del Santuario de Nuestra Señora de los Dolores en Kibeho.

Uno de los acontecimientos que influyó en la declaración fue la visión anticipada del genocidio de Ruanda que ocurrió 13 años después.

Las jóvenes dijeron que vieron: "Un río de sangre, gente que se mataba entre sí, cuerpos abandonados sin nadie que los enterrase, un árbol en llamas, un abismo abierto, un monstruo y cabezas decapitadas."

Esta horrible visión fue la única de ese tipo. En el resto de las apariciones, la Virgen, que tenía la piel oscura, animó a las jóvenes a rezar, ayunar y hacer penitencia. En algunos casos, se les veía bailar ante la Virgen.

En la primera aparición, que tuvo lugar a las 12:35 p.m. del 28 de Noviembre de 1981, en el comedor de la escuela de Kibeho, dirigida por una congregación local, Alphonsine Mumureke escuchó una voz que la llamaba: "Hija mía".

Mumureke fue al pasillo y vio a una mujer muy hermosa: "Tenía un vestido blanco sin costuras y un velo blanco en la cabeza. Sus manos estaban juntas sobre su pecho, y sus dedos apuntaban al cielo."

Mumureke le preguntó: "¿Quién eres?" La respuesta fue: "Ndi Nyina Wa Jambo", es decir, "Yo soy la Madre de la Palabra". Ella continuó: "He venido a tranquilizarte porque he oído tus oraciones. Me gustaría que tus amigos tuvieran fe, porque no creen lo suficiente".

En enero de 1982, Nathalie Mukamazimpaka vio a la Virgen; estas apariciones continuaron hasta el 3 de Diciembre de 1983.

El 2 de Marzo de 1982, fue el turno de Marie Claire Mukangango. Las apariciones duraron seis meses en su caso, hasta el 15 de Septiembre de 1982.

La última aparición de Mumureke fue el 28 de Noviembre de 1989, exactamente siete años después de la primera.

Mientras tanto, en 1982 el obispo nombró una comisión médica, y más tarde una teológica, para investigar los informes.

Con el paso de los meses, el número de visionarios reportados se elevó a siete. Otras tres mujeres jóvenes y un niño dijeron que recibieron apariciones de Jesús; ninguna de estas apariciones ha sido reconocida.

Desde el principio en Kibeho, en el sur de Ruanda, hubo conversiones, reuniones de oración, peregrinaciones, curaciones y fenómenos anormales durante esas apariciones públicas.

La guerra étnica de mediados de la década de 1990 parece haber sido para muchos la realización de la profecía.

Comentando los acontecimientos de Kibeho a mediados de los años 80, el conocido mariólogo francés, el Padre René Laurentin, dijo que "son un signo de alegría para África, para su Iglesia, para la africanización, en el sentido positivo del término".

Durante su visita a Ruanda en 1990, Juan Pablo II exhortó a los fieles a recurrir a la Virgen como una guía simple y segura, y a rezar por un mayor compromiso contra las divisiones locales, tanto políticas como étnicas.

ZE01070201

Volver a la carta de miguel de Portugal [en Inglés]

Volver a "Haced caso a lo que dicen pero no a lo que hacen" [en Inglés]

Volver a "Haced caso a lo que dicen pero no a lo que hacen" [en Español]



The M+G+R Foundation
Sobre Nosotros y Preguntas Frecuentes sobre Nosotros



PÁGINA DE INTRODUCCIÓN AL DOMINIO

PÁGINA PRINCIPAL

PÁGINA PRINCIPAL - Español

PÁGINA PRINCIPAL - Portugues

Sitio de emergencia de la PÁGINA PRINCIPAL



Nuestro Apartado de Búsquedas

Para buscar información en nuestro dominio Pinche Aquí

Índices generales de documentos: - Ordenado por Título - Ordenado por Nombre de Fichero


Future Use

Nota: Si la imagen de arriba no aparece sobre este documento, significa que no está usted viendo el documento original de nuestros servidores. Si tiene alguna duda sobre la autenticidad del documento, le recomendamos que acceda a nuestro servidor otra vez y pinche sobre el botón de "Refrescar" o "Recargar" de su Navegador para ver el documento original.

Si desea ponerse en contacto con The M+G+R Foundation, por favor Pulse Aquí y siga las instrucciones.