María es Verdaderamente la Madre de Dios

Porque es Verdaderamente la Madre de Jesús

Una Realidad Lógica y Tangible


Refiriéndonos a la revelación ya hecha del Misterio de la Santísima Trinidad...
  

La composición molecular intrínseca, la substancia, del agua (H2O) no puede disociarse de sus tres Manifestaciones: el Estado Líquido, el Estado Sólido y el Estado Gaseoso.  En cualquiera de sus manifestaciones la substancia es la misma - H2O.

En un paralelismo equivalente: La Sustancia Divina no puede disociarse de sus tres Manifestaciones - Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Entonces, dado que la Segunda Persona de la Santísima Trinidad, Jesucristo, no puede disociarse de su Sustancia Divina, lógicamente....
 

La Maternidad Divina de María es una realidad tangible que no requiere un acto de Fe específico.


Denegar este paralelismo implicaría que una madre es sólamente madre del cuerpo de un niño y no del ser humano integral nacido de ella, lo cual es una imposibilidad total.

También se sigue lógicamente que "Dios manifestado en la carne", Jesucristo, no pudo haberse formado en el vientre de una mujer impura, por eso la Pureza de María había de ser de cuerpo y alma; y por tanto, Ella fue concebida en estado Inmaculado, es decir, Su alma no estaba contaminada por el pecado original.

Lo que implica que Su Corazón tenía que ser verdaderamente Inmaculado.

Originalmente publicado en Inglés sólo para Distribución Eclesiástica Mundial el 27 de Noviembre de 1995. Fuentes de Oñoro, España
Publicado en Castellano el 9 de Julio de 2009 - Unión Europea