The M+G+R Foundation

Otro Testigo Expone la Maquinaria del Opus Dei

¡Amordazada También!

ANTECEDENTES

Al quedar claro que Josemaría Escrivá iba a ser Beatificado a principios de la década de los noventa, varios antiguos miembros del Opus Dei, algunos de ellos de alta patente en dicha organización, decidieron hacer público sus conocimientos íntimos del Opus Dei.

Esta decisión fué tomada ya que la Congregación Vaticana a cargo del proceso de Beatificación de Escrivá se negó a darle oidos a sus muy acertadas revelaciones.

Dichas revelaciones fueron publicadas por Libertarias/Prodhufi en un librito de poco menos de 300 páginas titulado Escrivá de Balaguer - ¿Mito o Santo?

De dicho compendio hemos escogido las observaciones de María Angustias ..., una jóven Española que llegó a ocupar cargo de Direcora en varias casas del Opus Dei.

Ahora, que la Iglesia Católica Romana va a cometer el sacrilegio de elevar a los altares a un individuo de la calaña de Josemaría Escrivá, precursor de la manifestación de la abominación de la desolación [S. Mateo 24:15-21], hemos decidido reproducir con exactitud escrupulosa las palabras de María Angustias para que, por mediación de la Internet, lleguen a los útimos rincones del planeta la triste realidad del Mito de Escrivá.



POR EL BIEN DE LA OBRA...

SE PUEDE MENTIR SIEMPRE

por María Angustias....


1. Entré en el Opus, creyendo encontrar un copromiso cristiano fuerte

Yo entré en el Opus buscando sencillamente una forma de compromiso cristiano fuerte, que pudiera ser un testimonio auténtico. Además secular. Esa era una de las cosas que yo tenía muy claro. No tenía ninguna vocación religiosa y quería ser una cristiana corriente, pero comprometida de una manera fuerte. Entonces me encontré que al principio la teoría convencía. Hoy no, pero en aquel entonces sí.

Eran los años 59-60. Pero poco a poco me fui encontrando con la realidade de dentro. Claro, primero casi no te enteras, luego te vas enterando un poco más, a continuacíon pasas al centro de estudios, que es lo que en otras Instituciones podría ser el noviciado: Es primero un año de formación, ahora se ha convertido en dos.

En esa época yo conocí a Escrivá. Fue al centro de estudios donde yo estaba, era en Santiago de Compostela. Hizo una visita a Santiago, pienso que con motivo de Obispos, no vino expresamente a vernos a nosotras, pero, bueno, estuvo viviendo en la casa de al lado, donde nosotras estábamos haciendo el centro de estudios y tuvimos ocasión de tener un par de tertulias con él. En aquel entonces, a mí me llegaron a mentalizar de que venía el padre y eso era poco menos que ver a Dios en persona, o sea, yo llegué a utilizar, incluso, la célebre frase de Simeón "...una vez que te he visto ya puedo morir."

Era la cosecuencia de la preparación que yo tenía para recibir ese acontecimiento tan enorme. Una vez que el acontecimiento pasó de forma inmediata yo me fui dando cuenta, que aquello dentro de mí no encajaba, que algo pasaba, que por mucho entusiasmo que a mi me habían metido y tal, aquello no encajaba. Y, efectivamente, se empezó a desencajar todo muy pronto. En el momento en el que terminé en el centro de estudios me fui a trabajar a las distintas casas de la Obra donde ya, además, empecé con cargos de responsabilidad, de gobierno.
 

2. El culto al padre

Te vas metiendo, ya vas viendo las cosas desde mucho más adentro, no sólo la teoría sino la práctica. La verdad es que se me desencajaron muchas cosas. La primera de todas fue el culto al padre. El padre era pues poco menos que Dios. Además, hay una frase que a mi siempre me revuelve por dentro, que es que hablan que dicen, que es en nombre de Dios, y yo digo, en nombre de Dios no puedo hablar nadie, se se puede hablar de la palabra de Dios, se puede hablar de la Revelación, pero eso de que hablen ellos en su propio idioma, en su propio idioma, en sus proprias teorías, en sus propios caprichos en nombre de Dios siempre me pareció inaudito.
 

3. Por el bien de la Obra se puede mentir siempre

Me fui encontrando con otro tema que es el que se puede mentir, en el momento en el que entra en juego el bien de la Obra, o cualquier tema de estos o del prestigio del padre, por supuesto, se puede mentir, no pasa nada.

Yo puedo tener anécdotas pequeñitas, muchísimas, pero me parece que la más rotunda es todo lo que han dicho de mí, por el hecho de haber diferido de ellos. O sea, si yo por sacar un libro, con mi experiencia personal a título únicamente de ayuda para el que quiera tener una información mayor,tuve que sufrir la calumnia, imagina de qué no serían capaces. Yo, por haber sido muchos años directora dentro de la Obra, sabía hasta qué punto la gente vivía ese conflicto de las ideas al entrar y lo que se encrontaban en realidad dentro; salían hechos polvo.

En mi libro, me presto a ayudar un poco a la gente y sólo por eso dicen de mí que soy lesbiana. Me parece una mentira tan impresionante. Lo han divulgado además, sacerdotes en pareja, utilizando el símbolo de la sotana, en nombre de Dios. Para mí, es una demostración contudente hasta qué punto se puede mentir en la Obra. No dudan en transgredir lo que sea con toda naturalidad.
 

4. La despersonalización

Hay una tercera cosa: La despersonalización que se hace en la formación de las personas. Para mí, siempre, lo importante era la persona y yo quería, en la formación de la Obra dar importancia a la mismas, es decir, defender las necesidades personales, que las personas tuvieran los desahogos necesarios. Y me encontraba, con que eso era absolutamente imposible, a través de las notas de gobierno, a través de las directrices. No, no y no. Lo único importante era que la persona se identificase con la Obra. No que la Obra ayudase a la persona, ni que la Obra evangelizara a la persona, ni que la Obra colaborara con el desarrollo de la persona, no, eso allí no existía.

Según mi idea, este sería el planteamiento correcto, me moví siempre como en un auténtico forcejeo entre lo que me imponían y lo que yo pensaba. Para ellos lo único que hacía falta es que la persona se identificara con la Obra y con el padre. Por fin, después de una visita del fundador a Jerez, que estuvo viviendo en la casa en la que yo era directora, yo decidí salirme, porque acabé convenciéndome de que aquello no era un problema de mal entendidos, sino absolutamente fundacional. Decido, pues, irme. Y me persiguen. Quiero decir, me siguen bastante, me quieren convencer de que vuelva y todas esas historias. Y en la última entrevista me acuerdo que una de las cosas que que planteé, fue esta:

"Bueno, entre todas estas historias a mi aclaradme una cosa: ¿Qué es lo primero: los mandamentos, la Iglesia o el padre?"

"Primero el padre, porque todo lo demás tiene que pasar por la doctrina y la autoridad del padre."

"Pues entonces ya está clarísimo, yo aquí estoy sobrando."

Fue el final rotundo.
 

5. En la Obra, la lógica no existe

Yo estuve en el Opus, 14 años. Siempre luchando. Quiero decir, siempre en esta línea de ser muy sincera, exigiendo que me dieran una razón, una explicación. Me recuerdo que hubo un momento, que estando de directora en el centro de estudios de auxiliares en Molino Viejo, en que yo en mi confesíon personal con el sacerdote de allí, que a su vez era el director espiritual de todo el centro de estudios,yo le decía:

"Bueno, pero a mí que me den una razón, que me hagan ver las cosas con una cierta lógica."
Y me dijo, con cierta pena él también:
"Lo siento, M.ª Angustias, pero te han dado en tu línea de flotación, en la Obra la lógica no existe."
Todo esto lo encontraba contradictorio con los principios cristianos, con mi sentido del compromiso y de la libertad. Yo he sido siempre una persona que sin salirme en absoluto, porque nunca lo he necesitado, de un estilo creo que absolutamente ortodoxo, he pensado que la libertad tiene una importancia muy grande, porque creo que es la forma de dignidad de la persona humana y de su realización propriamente humana.
 

6. Por qué publiqué mi libro

No tardé mucho en tomar la decisón de publicar el libro. Sali en el año 1973, tres años estuve madurándolo, cogiendo apuntes, como consecuencia de tener muy clara la idea de ayudar a la gente. Nunca punsé que pudiera ser una revancha. Pobre de mi, pensar que yo puedo algo contra el Opus. Han dicho de mí mil perrerías, gordísimas. Ahora parece que se lo toman de otra manera, más bien quieren decir que estoy pasada de moda. También es una forma de eliminación. Pero, a mí, lo único que me motivó fue el ayudar a la gente.

¿Qué me ha reportado la publicación? Me ha reportado un constante encuentro, diálogo y acogida. Muchísima gente que ha acudido a mí, precisamente porque se encuentra en un mundo donde hablar de este tema es como hablar en chino.

Normalmente la gente no lo acaba de entender, se sienten incomprendidos. Gente que salía de la Obra, que tenía alguna relación, o con los hijos que empezaban a tener relación, buscaban para poder hablar, para poder desahogarse, para saber de qué iba, qué hacían, cómo lo hacían, en ese sentido constantemente.

Hace 18 años y sin parar. Personas, además, que muchas de ellas ni se identifican, hay cantidades de ellas que a lo mejor me visitan o me llaman por teléfono y ni me dicen quiénes son, ni dónde viven, ni yo se lo pido. Importa únicamente el hecho de que puedan recibir algo. Personas que sigan dentro del Opus, muy pocas. Esas pueden ser dos o tres porque más no pueden.
 

7. El escándalo de la beatificación del padre Escrivá

Sobre la beatificación de Escrivá, lo digo así de una forma espontánea, va a ser un auténtico escándalo, en el sentido amplio de la palabra. Yo, un poquito de la Iglesia ya sé, y sé que la Iglesia es mucho más que su Jerarquía y todas esas cosas, por lo tanto a mi, personalmente, no me supone realmente escándalo. El escándalo está en la repercusión que puede tener en los demás, en otras personas que no se paran a distinguir.
 

8. Por qué el padre Escrivá no murió en el 82 según tenía profetizado

Cuando se murió, tuve una entrevista con un sacerdote, que sigue siendo de la Obra, no sé si decir el nombre, porque al pobre mio le pueden hacer la vida imposible. Porque sólo por el hecho de enterarse que tenía alguna relación conmigo, relación de confesión, ya fue perseguido y se lo llevaron no se sabía dónde, incluso lo trasladaron de ciudad. Entonces este señor y yo ---a mi me parece bastante cualificado, mayor, sensato-- habíamos coincidido en algunas casas en las que yo había estado de directora, él era el sacerdote, nos conocíamos y se fiaba de mí. Coincidimos en Sevilla, mis libros ya habían salido. Él siempre pensó leerlos, le interesaban. Pidío permiso para ello, le dijeron que no, que en absoluto. Yo cuento en mi segundo libro cómo a este señor, yo le pedí incluso, que testificara que lo habían dicho contra mí era mentira y él quiso hacerlo, pero entonces en ese momento desaparece del mapa, se lo llevan a no se sabe dónde y ya no puede testificar. Pero con ocasión de la muerte del padre Escrivá, porque cuando murió este señor---era el 75---mis libros estaban en la editorial pero todavía no habían salido, él me llama y me dice que le apetecía hablar conmigo, que acababa de morir este señor y que por qué no hablábamos un rato.Yo le dije que por mí no había problema, que yo encantada, que sólo si el veía que podía tener algún problema, alguna dificultad...

"No, no, mira, hemos quedado en tal casa, nos podemos ver y charlar un rato, que me interesa comentar contigo el tema."
Entonces nos reunimos (por supuesto en un confesionario, por que ellos no pueden hablar con mujeres siempre que sea una sola y él quería hablar sólo conmigo).Y estuvimos comentando:
"¿Qué te parece? Fíjate, el padre ha muerto."

"Sí, para mí es una evidencia de que es un señor normal, a pesar de todo ese mito y toda esa historia que parecía un ser eminentemente extraordirario, pues mira, ahora ha resultado que es un señor normal qye se muere como todos y que aquí no ha pasado nada."

"Claro, sí, pero fíjate que él había dicho que moriría en una fecha determinada."

"Sí en el 82, creo."

Él lo había dicho y lo había susurrado como cosa extraordinaria, tenía como esa profecía de saber cuándo se iba a morir. Me acuerdo cuando yo estuve en Castelaura, en los años 60, él tuvo una serie de tertulis con gente de la Obra, con supernumerarios y en una de ellas contó este tipo de milagros o de visiones extrordinarias que él tenía, entre otras la fecha de su muerte, y se muere, y se comentó que un supernumerario que creo que era D. José Badrinas, al decir él la fecha, se la había apuntado en el puño de la camisa, para acordarse, se contó aquello como anécdota maravillosa, que había escrito en el puño de la camisa la fecha con tinta, pero que le habían hecho que esa comisa la entregara porque no eran datos para tener por ahí rodando.

Con toda esta historia por medio, este señor que me había citado a mí, este sacerdote de la Obra, que sigue estando dentro, me comentaba que se habían que se habían quedado todos atónitos:

"Fíjate, en Roma se han quedado todos atónitos; de repente, fuera de la fecha que él creía, con un infarto..."
Y seguía:
"Pero, ¿sabes lo que han hecho? pues han comenzado a decir que es que él,dada la situación en que estaba la Iglesia, tan mala, había ofrecido su vida por la Iglesia, por eso la fecha era distinta, porque Dios le había aceptado su sacrificio."
Él me lo decía además con una cierta sorpresa de que hubiera Autoridades en la Obra capaces de semejante osadía:
"Bueno,¿cómo es posible que se hayan inventado esto? Todo lo que se están inventando."

"Bueno, ya se sabe que hay que esperarlo todo."

"No, no. Pero, tú y yo sabemos que aquí lo único que ha pasado es eso, que realmente este es un señor como otro de tantos, y que realmente ha muerto cuando le ha tocado como a cada quien, y que ni previsiones ni nada."

"Pues sí, así lo veo yo."

Entonces me dice:
"Menos mal, realmente menos mal que Dios se lo ha llevado, porque verdaderamente tal como iban las cosas esto podía haber acabado peor que Lefèvre."
 
9. ¿Cómo es posible que te hayan calumniado de la forma que lo han hecho?

Hay otro sacerdote que me parece que es de la Tercera Ordenación, una Ordenación que además se la dio mucho bombo por ser la más numerosa, que se llama (...), es pariente mío y además de una familia muy relacionada con nosotros---oriundos de Estepa---.

Cuando se enteró de la historia de mi primer libro, del montaje que se había hecho en contra de mí, de las calumnias de los sacerdotes del Opus, se quedó un poco consternado, porque él me conoce de manera absolutamente directa y sabía que aquello no tenía ni pies ni cabeza y no se lo creía. El hombre no se creía que aquello hubiese sido verdad y entonces un dia, en secreto, sin que nadie de la Obra se puediera enterar, con muchísimas incógnitas y muchísimas claves, consiguió que a través de su hermana que vive en Sevilha nos citáramos en casa de ella, para que los dos pudiéramos charlar y yo le pudiera contar si de verdad eso había sucedido, y que si tenía alguna prueba documental la llevara. Yo, por supuesto fui a casa de su hermana porque son gente que conozco y con las que voy en cualquier ocasión. Entonces, nos reunimos allí los dos solos en una salita charlando:

"Bueno,¿qué ha pasado?"

"Mira, ha pasado esto, tú ya lo sabes."

"Sí, ya lo sé, pero eso es imposible. ¿Cómo pueden haber hecho esto?"

"Mira, es verdad, lo primero porque te lo estoy contando yo, que soy la que lo estoy sofriendo, y lo segundo porque aquí tienes todas las pruebas,todas las Actas Notariales y todas las historias."

No salía de su asombro.
"¿Cómo es posible?"

"Pues mira, así es."

Y la conversación lógicamente derivó, hasta qué punto se podía o no consentir. Y él era consciente que no podía hacer nada, que en el momento que moviera un dedo, él iba fuera. Y entonces él me decía que claro, que a él lo que le pasaba era que le habían hecho sacerdote de la Obra por el hecho de estar en la Obra, como a todos los otros, a dedo, y que se sentía incapaz de vivir su sacerdocio fuera de la Obra. Y entonces tenía que seguir dentro porque de alguna manera él pensaba que serviría de ayuda a una serie de personas que seguían dentro y que tendrían en él un apoyo, un consuelo.

Le dije:

"«Fulanito» lo siento muchísimo: Lo comprendo, pero no lo comparto."


10. Ni siquiera el ser familiar puede más que la mentira

Otro sacerdote, Antonio Martín, también de la Obra, estuvo mucho tiempo en Chile. Ahora creo que vive en Pamplona todo el tiempo, y es también de los mayores, bastante cualificado dentro de ellos. Es primo de mi madre, con bastante relación.

Cuando sucedió la historia del ataque que montaron contra mí, mi madre le escribió una carta pidiéndole que, por favor, que puesto que él era de la familia y de alguna manera tenía relación con nosotros, si podía que aclarase las cosas. No le contestó. Nunca en la vida. A pesar de que en cualquier otra ocasión con motivo de acontecimientos familiares nos hemos tratado y nos hemos visto. Yo estuve en su Ordenación, o sea, que la relación es totalmente familiar y, sin embargo se negó absolutamente a decir nada.
 

11. El padre Escrivá no reúne las condiciones mínimas para ser beatificado. A la Obra no le guía el Evangelio

Abiertamente creo que no, y me remito a los hechos. A la Obra no le preocupa el Evangelio. Es verdad que hay una norma de leer diez minutos el Evangelio cada dia, pero es una norma digamos, como de paso, que está ahí, pero que luego no tiene mayor incidencia para nada, porque lo único que constantemente se insiste, se difunde y se inculca a las personas es lo que ha dicho el padre, cómo lo ha dicho.

Yo recuerdo que hubo una primera meditación, que me llamó muchísimo la atención, acerca del Evangelio del ciego de Jericó y luego nunca más. He hechado muchísimo de menos en la Obra el Evangelio.
 

12. El padre se sentía tocado del dedo divino

No había ninguna apertura hacia fuera. Lo demás era extraño y peligroso, cuidado con los sacerdotes de fuera, que pueden hacer daño al rebaño, porque son lobos. El Buen Pastor está dentro, es el padre, y los sacerdotes de la Obra están totalmente condicionados. O sea, la libertad de los sacerdotes de la Obra es mínima, puesto que inmediaamente los censuran, los retiran de tareas más o menos públicas dentro de la Obra. Todo esto no es consecuente con el Evangelio. Una de las cosas que para mí resultan bastante significativas es que él se aoutodetermina el Buen Pastor. Él era el Buen Pastor de la Obra.

"Si haceis hijas mias lo que yo os diga seréis santas. Lo que yo os diga, no lo que diga el Evangelio. La persona que se sale de la Obra se sale de la barca, se va a la obscuridad: No doy por su alma ni cinco céntimos."
Es decir, todo era él, su palabra, su m,ensaje. Así que no es extraño si lega un momento en el que dices: "Bueno, aquí, ¿dónde está la palabra de Dios?"

Eso sí, él todo lo decía en nombre de Dios, se erigía en persona tocada por el dedo divino, cosa que le ocurrió también a Hitler, lo cual no es ninguna novedad. Tocado por el dedo divino para hablar a los demás en nombre de Dios y para que la sociedad y la Iglesia tuviera solución, porque sinél no enían solución.

"La Iglsia está corrompida, el demonio metido hasta sus más altas esferas. Hijos míos, sólo el Opus puede salvarla."


13. La ropa sucia se lava en casa

Lo de la ropa sucia se lava en casa, es muy significativo. Nadie podía confesarse con ningún sacerdote que no fuera de la Obra. ¡Confesaré con un sacerdote fuera de la Obra!, era casi absolutamente imposible. Y podríamos seguir con la humildad, la sencillez, la caridad, y otros detalles.

¿En qué se parece la vida de este señor al estilo de Jesús, que no tenía donde reclinar la cabeza?

 Escrivá ambicionaba toda clase de casas, de muebles, de objetos, de regalos, que fueran muy valiosos, que tuvieran mucha importancia, todo muy bien puesto, riquezas. La gente sólo si tiene dinero es interesante, si no tiene dinero o no es demasiado inteligente tiene poca importancia. Luego, han hecho una serie de obras como puede ser Tajamar en Vallecas, pero son tapaderas, una forma de decir: también nosotros nos ocupamos de los pobres. Pero, realmente, eso en el Opus tiene muy poca importancia.
 

14. Programación total: anulación de la persona

Carecen absolutamente de elementos críticos. Si en una institución de estas, sólo se puede hablar, o sólo se puede vivir en razón de lo que dice un señor, de lo que programa él, de las normas que él dicta y no puedes salirte de su contexto porque está absolutamente prohibido, leega un momento en que los que ahí viven, están en la estratósfera, en un mundo totalmente ficticio en el que la conexióncon la realidad ya no existe. Y acaban creyéndose todo eso que les van diciendo. Existe una programación total, una anulación de la personalidad, porque en el Opus se anula hasta la conciencia personal.

Y esto es otra cosa que es un tema de Evangelio y es tema de Vaticano II y es todo. Y este señor anula y niega la conciencia personal. Sólo lo que digan los directores es voluntad de Dios, sólo lo que venga por esa vía del padre es lo que Dios quiere de vosotros, o sea, la persona no puede en absoluto decir: "En razón de mi conciecia." Porque entonces te dicen: que tienes mal espíritu.

"La voluntad de Dios no es tu conciencia, es lo que el padre diga."
Claro, todo esto lleva a un mundo irreal, y aún ahora me pregunto: "¿Cómo se puede llegar a escribir artículos como los que están escribiendo, creen que en beneficio de ellos.?"
"Pero, bueno, ¿cómo no son concientes de que ellos mismos están diciendo algo que está en contra de ellos, cuando las cosas y temas que plantean son tan contradictorios?"
El que esto se lleve adelante en tan poco tiempo indica que este señor ha sido, en el fondo, tremendamente hábil, yo pienso que no inteligente, pero sí muy hábil.  Ha sabido rodearse de las personas adecuadas para que el montaje fuera lo suficientemente amplio y contundente, ha dado mucha importancia desde el primer momento, al dinero, al poder económico.

Todo esto es parte de su gran fuerza, otra parte importante es el gran fanatismo en el que han quedado formados.


MARÍA ANGUSTIAS ...

Un Comentario Miguel de Portugal

Hemos encontrado el relato de María Angustias en perfecta armonía, en todo sus aspectos, con lo que Dios nos ha revelado sobre Josemaría Escrivá y su obra, no la de Dios, como él pretendía llamarle. Dicha obra, el susodicho Opus, es el producto típico de un alma bajo el dominio del demonio.

Por simple asociación de ideas varios nombres históricos nos vienen a la mente: Rasputín, quién por si solo acabó con la Dinastía Romanov y le abrió las puertas a otro peor que él, Lenin, quién por si solo engendró, como una reacción a su perverso sistema político, a otro aún peor que él, Hitler.

Si basado en los conocimientos concedidos por Dios a este humilde instrumento, fueramos a escribir un libreto sobre Escrivá para una obra teatral, nos sería imposible mejorar o ser más acertado que lo que los testigos, amordazados por el Vaticano, han reportado como experiencia propia.

Una vez más imploramos la Misericordia Divina para aquellos pobres individuos que han caido en la trampa tendida por Escrivá - "Perdónadlos, Dios mio, pues no saben lo que hacen!"


Publicado a nivel mundial por The M+G+R Foundation en Octubre de 2002 - Unión Europea

The M+G+R Foundation
Nuestro Propósito

Copyright 2002 - Todos Derechos Reservados por The M+G+R Foundation.

INDICE GENERAL de Documentos en Castellano

INDICE GENERAL de Documentos en Portugués

INDICE GENERAL del Dominio Completo.

Back Up HOME PAGE

Documentos Relacionados

Otro Testigo - Miguel Fisac

Otro Testigo - Rosario Badules López

Masonería Eclesiástica - ¿Quienes Son?

Índice de Documentos Ligando al Opus Dei y a Organismos de Inteligencia Política

Future Use

Por Favor Tome Nota:
Si la imágen que aparece encima de estas líneas no aparece en este documento, quiere decir que usted no está leendo el documento original como se encuentra archivado en nuestros Servidores. Si usted tiene alguna duda de la autenticidad de este documento, le recomendamos que acceda a nuestro Dominio, localize el documento y Pinche de botón de vuestro navegador que renueva el documento en vuestra pantalla. de manera que pueda ver el documento original.

Si desea ponerse en contacto con The M+G+R Foundation, tenga la amabilidad de Pinchar Aquí y seguir las instrucciones.

Usted puede reproducir y distribuir este documento siempre y cuando: (1) Se acredite su fuente original [The M+G+R Foundation]; (2) No se haga cambio alguno al texto ni al formato; y (3) No se venda o acepten donaciones por el.