The M+G+R Foundation

La vuelta a la "Cristiandad": La alianza entre Iglesia y Estado

Una falsa esperanza para los fieles

por Lee Penn


Muchos conservadores cristianos están enormemente molestos por el decaimiento de la moral que ha empeorado durante el último siglo, y miran hacia atrás con nostalgia a la Cristiandad Tradicional ("Cristiandad"): una alianza entre Estado e Iglesia en la cual los poderes espiritual y temporal trabajan juntos para establecer y difundir la Fe. A menudo, los tradicionalistas miran hacia un futuro re-establecimiento de un "Orden Cristiano" de ese tipo como la mejor esperanza de la Humanidad; se consuelan a sí mismos en el caos presente con la expectación de un "Gran Rey" y un "Santo Pontífice" que enderecerá al mundo después de que Dios castigue a sus enemigos liberales, ateos, seculares y decadentes. (1)

Estas esperanzas de una nueva "Cristiandad" están terriblemente desencaminadas. La fuerza y el poder temporal no son la manera de difundir la Fe y de traer al pueblo el amor de Cristo (así lo mostró repetidamente el mismo Jesús de palabra y mediante el ejemplo)

La "Cristiandad" lo ha estado intentando antes, y nunca ha funcionado bien por mucho tiempo. Consideremos estos precedentes:

1. Constantino y sus sucesores "cristianizaron" al Imperio Romano desde el año 312.

Los bárbaros saquearon Roma menos de 100 años después, y el Imperio Occidental finalizó en el año 476.

Un historiador contemporáneo de la caída de Roma dice: "Sin que esto nos sorprenda, las derrotas y los desastres de la primera mitad del siglo quinto conmocionaron al mundo Romano. La reacción puede caracterizarse casi completamente por la perpleja respuesta de escritores cristianos a algunas preguntas directas e incómodas. ¿Por qué Dios, tan pronto después de la supresión de cultos paganos públicos (en 391) desató el azote de los bárbaros sobre un imperio cristiano, y por qué los horrores de la invasión afligieron a los justos tan severamente como a los injustos?"

El historiador Bryan Ward-Perkins hace notar que hubo a gran escala "respuesta literaria a estas difíciles cuestiones", y comentaba sobre la "ingenua naturaleza de algunas de las respuestas que se producían". (1A)

Durante el fin de los años 300 y comienzo de los 400, la Iglesia pasó de ser perseguida a ser perseguidora. "Al final el imperio era un estado totalitario, en algunos sentidos un despotismo oriental". (2) El Imperio usó la violencia contra los herejes donatistas, y San Agustín "se convirtió en el teórico de la persecución; y sus defensas fueron más tarde las defensas sobre las que la Inquisición descansó.  ...  Insistió en que el uso de la fuerza en la persecución de la unidad cristiana y en pro de la conformidad religiosa total era necesaria, eficaz y totalmente justificada". (3)

2. Bizancio sobrevivió a la calamidad del Oeste, y se expandió bajo el Emperador Justiniano.

Sin embargo, Bizancio sufrió grandes plagas a mediados de los 500, y el surgimiento del imperio del Islam en los años 600 y 700. Si el Imperio Cristiano hubiera satisfecho las necesidades físicas y espirituales de la gente, ¿habrían caido el Medio Este, Norte de África y España bajo las armas musulmanas en los 100 años posteriores a la muerte de Mahoma? [ Un comentador americano conservador ilustraba el problema hace unas décadas; decía que Bizancio "era saludable, y para algunos agradable, pero era cruel. La opresión de una clase por otra parece haber sido amarga y continua, y sus penas legales están entre las más bárbaras e inhumanas conocidas en la historia". (4) ]

3. Los que ven con romanticismo la Edad Media y la Cristiandad Occidental tradicional dicen que la civilización cristiana alcanzó su máximo en los años 1200.

En 1907, el apologista católico James Walsh saludaba al siglo 13 como "el más grande de los siglos". (5) Fue la era de los santos y las catedrales, pero también fue la era de las Cruzadas (incluyendo el saqueo de Constantinopla en 1204, que hizo permanente el cisma Oriente/Occidente, y que debilitó fatalmente al Imperio Oriental, garantizando su caida en 1453), fue la era de la Inquisición (fundada en 1231 por el Papa Gregorio IX, y gestionada por los Dominicos y los Franciscanos, la era de los "nuevos movimientos eclesiásticos" del momento), y del Imperio Papal

Las alegaciones del papado alcanzaron su apogeo en 1302, cuando Bonifacio VIII dijo en su bula Unam Sanctam que la Iglesia ha de empuñar

"...una espada espiritual y material. Pero la segunda, en efecto, debe ser ejercida para la Iglesia, y la primera por la Iglesia. La primera (mediante la mano) del sacerdote, la segunda por mano de reyes y soldados, pero a voluntad y padecimiento del sacerdote. Porque es necesario que una espada esté bajo la otra y que la autoridad temporal esté sujeta al poder espiritual". ... Es necesario que confesemos lo más claramente posible que el poder espiritual precede a cualquier poder terrenal en dignidad y nobleza, pues los asuntos espirituales por sí mismos sobrepasan en excelencia a los temporales. ... Y aun más, declaramos, decimos, definimos y proclamamos a toda criatura humana que ellos por necesidad de salvación están enteramente sujetos al Pontífice Romano." (6)

Todo este poder eclesiástico no evitó la Peste Negra de 1348-1350 (una plaga que mató a cerca de 1/3 de Europa y preparó el camino para la ruptura del orden medieval), ni evitó el Gran Cisma de 1378-1417 (en el que hubo múltiples "papas" en la Iglesia Occidental), ni el brutal saqueo de Roma y del Papado por el emperador del Sacro Imperio Romano Gérmanico, Carlos V, ni el surgimiento de Wycliffe y Hus, antecesores espirituales de la Reforma Protestante.

4. Los europeos imperialistas han colonizado el globo en 1900, y estuvieron "cristianizando" a los nativos de África y Asia - un plan que la Primera Guerra Mundial empezó a desatar, y que la Segunda Guerra Mundial y sus secuelas finalizó. La "Europa Cristiana" se masacró a sí misma en las trincheras de la Primera Guerra Mundial, que llevó al poeta Thomas Hardy a lamentarse en 1924,

"Después de dos mil años de misa
Llegamos al gas letal a toda prisa." (7)

EN CONCLUSIÓN

El Imperio Romano de Constantino, Bizancio, la Cristiandad medieval, y el Cristianismo imperial de la era pre-1914 acabaron todos en final sangriento.

Si estas aventuras hubieran sido tan agradables a Dios como sus líderes decían, Dios habría hecho prosperar a estos imperios "cristianos" y los habría protegido. En vez de ello, permitió que cayeran en la ruina, normalmente en un siglo o menos...

Otros pueden hacer una lectura diferente de estos precedentes: Ven en ellos una historia de preservación milagrosa de la Iglesia entre padecimientos, soportando los ataques implacables de satán contra el orden cristiano. Este punto de vista, sin embargo, asume que satán es suficientemente poderoso como para ejercer su voluntad en total libertad, y que Dios no bendice ni salva a Su gente de ninguna manera que sea discernible en la historia.

Creo, por el contrario, lo que Isaías enseñó:

"He aquí que la mano de Yahvé no es tan corta para que no pueda salvar ni tan sordo su oído para que no pueda oír; sino que vuestras iniquidades os han separado de vuestro Dios y vuestros pecados han hecho que Él oculte de vosotros su rostro para no oíros. Porque vuestras manos están manchadas de sangre, y de iniquidad vuestros dedos; vuestros labios profieren mentira y vuestras lenguas dicen maldades. No hay quien clame por la justicia, ni juzgue con verdad. Confían en vanidad y hablan perversidad; conciben maldad y dan a luz iniquidad. Empollan huevos de áspid y tejen telas de araña; el que come de sus huevos muere, y si un huevo se rompe, sale un basilisco. Sus tejidos no sirven para vestidos, no pueden vestirse con lo que tejen, pues sus obras son obras de maldad, y en sus manos llevan violencia. Sus pies corren tras el mal y se apresuran a derramar sangre inocente; sus pensamientos son pensamientos de iniquidad, desolación y ruina hay a lo largo de sus senderos. No conocen la senda de la paz ni hay justicia en sus caminos, tuercen sus sendas; quien anda por ellos no conoce la paz." [Is. 59:1-8]

Me aventuraré con esta predicción: Si llega a establece una "Cristiandad" global (tal como algunos cristianos conservadores y tradicionalistas esperan), Dios la llevará a la ruina, y será grande su caida.

Cuanto más altas construimos los hombres nuestras torres de Babel, y cuanto más confianza ponemos en ellas, más grande será la calamidad subsiguiente para los que hacen de Babilonia su residencia y confían en su poder.


Notas ____________________

(1)   Por ejemplo, ver Yves Dupont, Catholic Prophecy: The Coming Chastisement, TAN Books, 1970, p. 90.
(1A) Bryan Ward-Perkins, The Fall of Rome and the End of Civilization, Oxford University Press, 2005, p. 28
(2)   Paul Johnson, A History of Christianity, Atheneum, 1976, p. 116.
(3)   Johnson, p. 116.
(4)   Richard Weaver, "Forms and Social Cruelty," en Visions of Order: The Cultural Crisis of Our Time, 1995, Intercollegiate Studies Institute, p. 79.
(5)   James J. Walsh, "The Thirteenth: Greatest of Centuries," Catholic Summer School Press, 1907, accesible directamente en http://www.nd.edu/Departments/Maritain/etext/walsh.htm.
(6)   Bonifacio VIII, Unam Sanctam, 1302, citado según artículo 469 de Denzinger, The Sources of Catholic Dogma, Herder, 1957, p. 187.
(7)   Thomas Hardy, "Christmas 1924."


Documento originalmente publicado en Inglés el 29 de Septiembre de 2005 - Festividad de los grandes arcángeles - Miguel, Gabriel y Rafael - Unión Europea.

Traducción al Castellano publicada el 17 de Julio de 2006 - Festividad de la Huimldad de María Santísima


===============================================================
El Sr. Penn puede ser contactado a través de leepenn1@gmail.com (en inglés)
===============================================================

Copyright 2006 - 2016 por The M+G+R Foundation. Todos los derechos reservados. Sin embargo, puedes reproducir y distribuir libremente este documento siempre que: (1) Se dé crédito apropiado en cuanto a su fuente; (2) No se realice ningún cambio en el texto sin consentimiento previo por escrito; (y 3) No se cobre ningún precio por ello.

The M+G+R Foundation
Sobre Nosotros  y  Preguntas Frecuentes sobre Nosotros


Documentos relacionados en el dominio de The M+G+R Foundation:

Cómo la jerarquía de la Iglesia permitió al Emperador Constantino actuar como Papa y el precio que hubo que pagar

La donación de Constantino

¿Qué ha funcionado mal en la Iglesia Católica Romana? [No ha sido la Fe, sino la Administración de la Iglesia]

¿Qué ha funcionado mal en la Iglesia Católica Romana? - Parte 2

¿Por qué falló la Evangelización Cristiana?

Los enemigos de la Fe, desde dentro y desde fuera, han unido sus fuerzas. ¡Cuidado!

Dios nos ha hablado muchas veces a traves de acontecimientos que ocurrieron el 16 de julio, festividad de Nuestra Señora del Carmen

"¿Qué funcionó mal en la instauración del Plan Divino?" - Una carta abierta a S.S. Juan Pablo II

La emboscada de Una Sola Religión Universal

Cartas de amonestación a la Jerarquía Católica


PÁGINA DE INTRODUCCIÓN AL DOMINIO (en Inglés)

PÁGINA PRINCIPAL - English

PÁGINA PRINCIPAL - Español

PÁGINA PRINCIPAL - Portugues
 

Sitio de emergencia de la PÁGINA PRINCIPAL


Nuestro Apartado de Búsquedas

Para buscar información en nuestro dominio Pinche Aquí

Índices generales de documentos: - Ordenado por Título - Ordenado por Nombre de Fichero



 
Future Use

Nota:
Si la imagen de arriba no aparece sobre este documento, significa que no está usted viendo el documento original de nuestros servidores. Si tiene algunna duda sobre la autenticidad del documento, le recomendamos que acceda a nuestro servidor otra vez y pinche sobre el botón de "Refrescar" o "Recargar" de su Navegador para ver el documento original.

Si desea ponerse en contacto con M+G+R Foundation, por favor Pulse Aquí y siga las instrucciones.