The M+G+R Foundation

Exponiendo la Maldad del Fanatismo Religioso

¿Quién crucificó a Jesús? No fueron "los judíos" sino los fanáticos religiosos de la época

y

El significado de la Crucifixión del Cuerpo Místico de Cristo



"La firmeza en el esfuerzo personal por vivir al máximo las Enseñanzas Legítimas de la Fe no es fanatismo. Fanatismo es la religiosidad irracional e incoherente." m de P


PROPÓSITO

El principal propósito de este documento es exponer los peligros del fanatismo, identificar las señales que nos ayudan a reconocerlo y sugerir la manera de contrarrestarlo. Un propósito secundario es identificar claramente quiénes fueron los verdaderos responsables de la crucifixión de Nuestro Señor Jesucristo y también explicar el significado de la "Crucifixión del Cuerpo Místico de Cristo".

Una vez que queda clara la responsabilidad por la crucifixión de Jesús, debemos esforzarnos por erradicar verdadera y efectivamente el injusto estigma que los Judíos han estado soportando durante cerca de 2000 años de Cristiandad - un estigma que ha sido injustamente usado una y otra vez como pretexto para maltratar al pueblo del que salieron nuestro Salvador y nuestra muy venerada Madre.


INTRODUCCIÓN

Incluso en el ámbito de la ciencia, en ocasiones, "los árboles no dejan ver el bosque". En tales casos, para poder "ver el bosque" debemos retroceder un poco - tanto como sea necesario - y mirar desde lejos el panorama general. Solo entonces empezaremos a discernir las formas y patrones que nos permiten percibir con claridad "el bosque".

Por ejemplo - El mensaje clave que podemos discernir de una vista general de las Sagradas Escrituras es que Dios ha provisto para la Humanidad el medio para su redención - el Mesías, el Cristo. Él es la clave. Un mensaje clave correspondiente es que el maligno, manifestándose finalmente como el Falso Mesías, el Falso Cristo (1), luchará contra el plan de redención hasta el final.

Para los Judíos, Cristianos y Musulmanes por igual, el mensaje general es el mismo. Sin embargo, el desacuerdo es sobre el momento de la venida del Mesías: unos hablan de Su "Primera" Venida y otros hablan de la "Segunda". A causa de los "árboles del desacuerdo" no alcanzamos a ver el "bosque de la urgencia".

Nuestro amado Padre Celestial ha querido que la información que nos ha llegado acerca de esta cuestión pueda ser correctamente interpretada tanto por los que esperan la Segunda Venida del Mesías como por los que todavía están esperando Su Primera Venida. Si prestamos atención al cuadro general, podremos percibir el "bosque de la urgencia".

Nota: Dado que la audiencia principal de este documento está compuesta por Cristianos, nuestra explicación habla de la Segunda Venida del Mesías y de la Crucifixión de Su Cuerpo Místico.


TRASFONDO

Todos los pastores cristianos están de acuerdo en que habrá una Segunda Venida. Sin embargo, la mayoría de ellos actúan como si fuese a ocurrir en un futuro muy distante. Aunque parezca una actitud ilógica, tiene su explicación, pues la Segunda Venida de Jesucristo es el resultado de que hayamos fracasado en el propósito de llevar a cabo lo que Él vino a enseñarnos en la Primera Venida.

Si hubiésemos cumplido nuestra responsabilidad, el Día del Señor no sería "terrible" [véase el libro del Profeta Malaquías, Capítulos 1 a 4] y nadie quiere asumir la responsabilidad de una Evangelización fracasada.

Los que creen ser evangelizadores y los que dicen ser seguidores de Cristo han fracasado - y su estado de negación aumenta en proporción al nivel de su corrupción. Por necesidad psicológica, la realidad de la Segunda Venida de Cristo está enterrada en lo hondo de su subconsciente. Cuanto más cerca está el momento de la Segunda Venida, con más vehemencia niegan que se esté acercando.

Sin embargo, no todos en la Cristiandad niegan la proximidad de la Segunda Venida. Entre los que son conscientes de la urgencia de los tiempos están los que, inspirados por Apariciones Marianas legítimas (2), han experimentado una conversión de corazón y han empezado una vida de oración. Lamentablemente, para muchas de esas personas su vida de oración pronto se hace meramente mecánica y se queda vacía de su componente espiritual vivificador. Se convierten en farisaicos, sin darse cuenta de que sus rituales mecánicos han reemplazado a la verdadera unión con el Poder Salvador del Mesías y sin darse cuenta de que, de hecho, se han separado de Él. (*)

(*) Muchos me dirán en aquel día: "Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre lanzamos demonios, y en tu nombre hicimos cantidad de prodigios?" Entonces les declararé: "Jamás os conocí. ¡Alejaos de Mí, obradores de iniquidad!" [Mateo 7:22-23]

Cuando empiece el rechinar de dientes podrán oír el eco de "Nunca aprendisteis lo que significa:" "Misericordia quiero y no sacrificio". Porque no he venido a llamar justos, sino pecadores". [Mateo 9:13]

Para muchos el Mesías se ha convertido en un dispensador automático de "favores" - como si fuese una máquina automática de ventas. Uno hace "esto" como pago y Él hace "aquello". No se dan cuenta de que Él permite [1Reyes 22:13-23] que exista ese falso sentido de seguridad como parte del Misterio de Iniquidad - mientras está siendo preparado el escenario para separar el grano de la paja.


DETALLES y DESARROLLO


Sobre la Segunda Venida

Muchas personas bien intencionadas piensan que el Anticristo, el Falso Cristo (1), llegará anunciando con tambores y trompetas que él es el Falso Cristo. Eso es tan poco realista como esperar que unos acreedores acepten conscientemente dinero falso como pago por las deudas. Igual que el mayor engaño del lobo es cuando se hace pasar por cordero (3), el mayor engaño del arbusto es cuando se hace pasar por higuera.

¿Cómo entonces pueden los que esperan al Novio [Mateo 25: 1-13] en toda sinceridad estar seguros de cuál es la higuera [Mateo 24: 32-33] que señala la Venida de nuestro amado Señor Jesucristo?

El principio del paralelismo servirá de ayuda para reconocer esa crucial "higuera", dado que los acontecimientos asociados a la Segunda Venida son paralelos a los de la Primera Venida.

Por ejemplo, en la época de Su Segunda Venida Su Cuerpo Místico tendrá que ser crucificado (4), igual que sucedió con Su Cuerpo Físico después de Su Primera Venida. Del mismo principio del paralelismo se deduce que habrá una tercera manifestación de Elías para preparar el camino para Su regreso. (En Juan el Bautista tuvimos la segunda manifestación de Elías [Apoc. 11:3-6; Malaquías 3:1-2, etc.])

Se plantea entonces una pregunta crucial: ¿Quién constituye ese Cuerpo Místico?

La respuesta: Los que se esfuerzan por vivir con toda sinceridad la Palabra de Dios son los miembros de Su Cuerpo Místico, sin importar la Fe monoteísta que profesen.

En la Primera Venida, los Elegidos pasaron de ser exclusivamente los descendientes de Abraham a abarcar toda la Humanidad. De manera similar, hoy ninguna Religión por sí sola puede declarar con razón que son exclusivamente sus miembros los que componen el Cuerpo Místico de Cristo.

El que escucha la Palabra de Dios - Jesucristo - la asimila y la vive, y así permite que la Palabra "se haga carne" otra vez en su propio cuerpo. Por lo tanto, todos los que intentan vivir Su Palabra y lo logran en cierta medida, se convierten en miembros reales y concretos del Cuerpo Místico de Cristo, la Palabra Encarnada, en la medida en que lo han intentado y no en la medida en que lo han logrado.


Sobre la Responsabilidad por la Crucifixión de Jesús

En la época en que Nuestro Señor Jesucristo caminó entre nosotros había básicamente cinco categorías de personas:

(1) Los gobernantes de la Roma Imperial;
(2) Los líderes y personas influyentes de la Iglesia establecida de aquella época - ancianos, sacerdotes, fariseos, escribas, etc. - que practicaban rituales exclusivos y elaborados que, por entonces, habían perdido toda conexión real con Dios. Así es como se practicaba el Judaísmo después del exilio babilónico;
(3) Los Esenios y Samaritanos que se adherían esencialmente al Judaísmo practicado antes del exilio babilónico;
(4) Los pecadores -- prostitutas, cobradores de impuestos, etc.; y
(5) Las masas, cuya lealtad, igual que hoy día, podía ser conducida fácilmente porque no tenían un arraigo firme: el conocimiento de Dios.

Meditando sobre lo que leemos en las Sagradas Escrituras, uno puede ver que:

(a) La Roma Imperial no estaba amenazada por Jesucristo - Él quería dar al César lo que es del César. A pesar de la reputación de malvado que se le suele dar a Pilatos, hizo un gran esfuerzo por intentar evitar la crucifixión de Nuestro Señor. Él, un pagano, incluso proclamó a Jesucristo como Rey de los Judíos con una rústica señal sobre la Cruz; una señal que el no cambió a pesar de la insistencia de los líderes religiosos.

(b) Con frecuencia, Jesús ponía a los Samaritanos como ejemplos de comportamiento caritativo [Lucas 17:16 y 10:33] y, claramente, Él utilizaba el Calendario Esenio (5), el cual era el utilizado antes del exilio babilónico.

(c) Los habituales pecadores de entonces, igual que la mayoría de los pecadores de nuestra época, cuando oían la verdadera Palabra de Dios se sentían movidos a la conversión. No hay ninguna constancia de que alguna prostituta o recaudador de impuestos intentase causar daño a Nuestro Señor por llamar a todos a la conversión.

(d) Las masas, igual que ahora, querían remediar sus dolencias físicas y llenar sus estómagos vacíos. Estaban a favor de Nuestro Señor hasta que fueron incitados contra Él.

Eso nos deja un solo grupo; el más inesperado...

(e) Los personajes inseguros, dictatoriales, ritualistas y arrogantes que había dentro de la clase religiosa dirigente de la época - los líderes del Judaísmo posterior al exilio de Babilonia.

No fueron los romanos, ni los pecadores, ni la masa de población judía, ni los altos cargos de la clase religiosa dirigente los que causaron la crucifixión de Nuestro Señor.

Su crucifixión fue causada precisamente por los fanáticos con poder dentro de la clase dirigente religiosa de la época. Ellos estaban violando toda Divina Enseñanza - a pesar de haber sido encargados de servir a Dios y de proclamar que lo estaban sirviendo. - Igual que sucede con la mayoría de los lideres cristianos de alto rango de nuestra época.

Nuestro Señor señaló esto muchas veces. No querían dar a Dios lo que es de Dios: Obediencia y Lealtad. En vez de ello, ellos tenían sus propios planes. Estos fanáticos religiosos no eran diferentes de los que pusieron en marcha y alimentaron la Inquisición desde la mismísima Sede de San Pedro.


CONCLUSIÓN


¿Cómo vendrá a ser la Crucifixión del Cuerpo Místico de Cristo? Se manifestará como una persecución brutal del verdadero pueblo de Dios.

La clave para entender este documento es darse cuenta de que un santo no se hace de la noche a la mañana (6) y que todas las personas tienen que ser ayudadas con amor y compasión en su camino. El pecado, pecado es, y no puede justificarse. Eso no es negociable; sin embargo, debemos emular al padre del hijo pródigo: "...su padre lo vió, y se le enternecieron las entrañas, y corriendo a él, cayó sobre su cuello y lo cubrió de besos" [Lucas 15:20]

Ya estamos viendo en nuestra época las circunstancias que son paralelas a las que se daban en el mundo que condujo a su Primera Venida y a la Crucifixión de Su Cuerpo Físico. Por ejemplo...

(a) El equivalente de hoy al Imperio Romano, los gobiernos de algunos de los países más industrializados del mundo (por ejemplo, los países miembros de la Unión Europea), están intentando llevar de vuelta a la gente a un mundo más compasivo, y así, más orientado a la sociedad, un paso cada vez. Es cierto que cometen errores porque les falta la necesaria formación espiritual - y en su intento de ser compasivos se convierten en facilitadores del pecado.

(b) Los pecadores endurecidos, tanto jóvenes como viejos, son de lo más receptivos a la Palabra de Dios cuando se les presenta sin duplicidad. Están sedientos de ella y, sin embargo, no entrarán en una Casa de Adoración. ¿Por qué? Porque la duplicidad reina en la mayoría de las Casas de Adoración.

(c) Las masas, en tanto que sean alimentadas y piensen que están siendo sanadas, van detrás de quienquiera que les proporcione conveniencias materiales, incluyendo conveniencias psicosomáticas.

(d) Algunos entre los líderes religiosos de nuestro tiempo, ya sean cristianos, musulmanes o judíos, están alimentando las llamas del sentimiento anti-religioso a causa de su intransigencia obstinada y fanática, una intransigencia que toma la forma de exigir a los que se han extraviado una especie de santidad "instantánea" - cuando precisamente los que están perdidos lo están a causa de los abismales fallos de la religión organizada (cualquier religión organizada).

Es muy importante que abramos nuestros ojos espirituales y veamos qué cerca estamos (7) de la Crucifixión del Cuerpo Místico de Cristo.

Nadie puede pararlo, porque está escrito en las Escrituras y tiene que suceder. Sin embargo, está en nuestras manos el poder de reducir el sufrimiento (8) ayudando a nuestros hermanos en el camino de vuelta "a casa" hacia el Padre. El camino al Reino de Dios está pavimentado con amor, compasión y caridad, y no con intransigencia y condenación.

S.S. Juan XXIII claramente recordó al mundo cuál es el camino correcto y qué es lo que hay que evitar cuando dijo:

"Nuestras obligaciones diarias, inevitables e indispensables, nos llevan paso a paso a una más perfecta semejanza con Jesucristo. No podemos hacer esto de otra manera, a través de un fácil entusiasmo, ni a través de un fanatismo que, aún cuando sea inocente, siempre es peligroso."

El pecado, pecado es, y eso no es negociable, pero debemos amar a la oveja perdida de vuelta a casa. El camino del amor es la única manera de traer la oveja con seguridad de vuelta a casa hacia el Padre.


NOTAS                                                  

(1) La Falsificación la Segunda Venida de Cristo previa a  Su Verdadero Regreso
(2) Apariciones Marianas Legítimas
(3) El mayor engaño del lobo es cuando se hace pasar por cordero
(4) Su Cuerpo Místico tendrá que ser crucificado
(5) La verdadera ubicación en el tiempo de la Última Cena de Pascua (en Inglés)
(6) Un santo no se hace de la noche a la mañana
(7) Qué cerca estamos del Fin de Estos Tiempos  (en Inglés)
(8) Está en nuestras manos el poder de reducir el sufrimiento



Publicado originalmente solo para distribución eclesiástica a nivel mundial el 8 de Diciembre de 1997. Texas, Estados Unidos.
Traducido al Castellano el 27 de Diciembre de 2017.


© Copyright 1999 - 2018 por The M+G+R Foundation. Todos los derechos reservados. Sin embargo, este documento puede ser reproducido y distribuido libremente siempre que: (1) Se dé crédito apropiado en cuanto a su fuente; (2) No se realice ningún cambio en el texto sin consentimiento previo por escrito; (y 3) No se cobre ningún precio por ello.

The M+G+R Foundation
Sobre Nosotros  y  Preguntas Frecuentes sobre Nosotros


Documentos relacionados

Un caso psiquiátrico de fanatismo religioso y lavado de cerebro  (en Inglés)

¡No desespere! ¡No se dé por vencido!

Divina Misericordia - El Mayor Atributo de Dios

"Toma tu cruz y sígueMe" - Es ciertamente la mejor opción

No todas las supuestas apariciones celestiales son auténticas - Aprenda a distinguirlas

El fanatismo no forma parte de las Raíces de Jesús

El terrorismo no es el verdadero problema. ¡El verdadero problema es el fanatismo religioso!



PÁGINA DE INTRODUCCIÓN AL DOMINIO

PÁGINA PRINCIPAL

PÁGINA PRINCIPAL - Español

PÁGINA PRINCIPAL - Portugues

Sitio de emergencia de la PÁGINA PRINCIPAL



Nuestro Apartado de Búsquedas

Para buscar información en nuestro dominio Pinche Aquí

Índices generales de documentos: - Ordenado por Título - Ordenado por Nombre de Fichero


Future Use

Nota: Si la imagen de arriba no aparece sobre este documento, significa que no está usted viendo el documento original de nuestros servidores. Si tiene alguna duda sobre la autenticidad del documento, le recomendamos que acceda a nuestro servidor otra vez y pinche sobre el botón de "Refrescar" o "Recargar" de su Navegador para ver el documento original.

Si desea ponerse en contacto con The M+G+R Foundation, por favor Pulse Aquí y siga las instrucciones.