The M+G+R Foundation

SAN JUAN BOSCO

El humilde y sencillo sacerdote que demostró, fuera de toda duda,

que la fórmula que Jesús nos enseñó funciona




PROPÓSITO

El propósito de este documento es ilustrar que la vida y obra de San Juan Bosco fue, y continúa siendo, un ejemplo viviente de las enseñanzas fundamentales de Nuestro Señor Jesucrito: con Fe y Confianza en Dios, todo es posible sin necesidad (1) de adquirir ningún poder temporal (político ni financiero).

Dios es el Dueño y Señor de la Creación e incluso satanás debe servirLe. En consecuencia, el único objetivo del hombre debería ser "uno con Dios" [Juan 10:30], y así vería que todo lo que es bueno para el hombre le llega a través de los canales elegidos por Dios.


INTRODUCCIÓN

El siguiente recordatorio, que nos dejó Nuestro Señor y sobre el que nos ha llamado la atención Su Santa Madre María, debería ser la referencia con la que medir nuestra Fe y cualquier obra que emprendamos en Honor a Dios y para Su Gloria.

Nadie puede servir a dos señores; porque odiará al uno y amará al otro, o se adherirá al uno y despreciará al otro. Vosotros no podéis servir a Dios y a Mammón. Por esto os digo: no os preocupéis por vuestra vida, qué comeréis o qué beberéis; ni por vuestro cuerpo, con qué lo vestiréis. ¿No vale más la vida que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Mirad las aves del cielo, que no siembran ni siegan, ni juntan en graneros, y vuestro Padre celestial las alimenta.

¿No valéis vosotros mucho más que ellas? ¿Y quién de vosotros puede, por mucho que se afane, añadir un codo a su estatura? Y por el vestido ¿por qué preocuparos? Aprended de los lirios del campo cómo crecen; no trabajan, ni hilan, mas Yo os digo, que ni Salomón, en toda su magnificencia, se vistió como uno de ellos. Si, pues, la hierba del campo que hoy aparece y mañana es echada al horno Dios así la engalana, ¿no (hará Él) mucho más a vosotros, hombres de poca fe?

No os preocupéis, por consiguiente, diciendo: "¿Qué tendremos para comer? ¿Qué tendremos para beber? ¿Qué tendremos para vestirnos? Porque todas estas cosas las codician los paganos. Vuestro Padre celestial ya sabe que tenéis necesidad de todo eso. Buscad, pues, primero el reino de Dios y su justicia, y todo eso se os dará por añadidura. No os preocupéis, entonces, del mañana. El mañana se preocupará de sí mismo. A cada día le basta su propia pena.  [Mateo 6: 24-34]

Don Bosco vivió ese mandamiento Evangélico poniendo en práctica lo que Nuestro Señor recomendó a Sta. Teresa de Jesús (de Ávila): "Ocúpate de Mis asuntos y Yo Me ocuparé de los tuyos"

Don Bosco practicó esto en medio de la Italia del siglo 19 en la época en que este país atravesaba su etapa más anticlerical, y haciéndolo erigió los fundamentos duraderos de la tercera orden religiosa más grande del mundo. Por si fuera poco como ejemplo de Dios "mostrando la validez de Su Palabra", fue el ministro italiano Rattazi, archienemigo de la Iglesia y promotor de una ley de 1855 que dejaba fuera de la ley a las órdenes religiosas de aquel tiempo, quien animó a Don Bosco a establecer esa orden - Los Salesianos. Obviamente, Rattazi no era el enemigo de la verdadera Fe. (2) Hay mucho que aprender de esto. Desgraciadamente, los Administradores de la Iglesia no han aprendido y siguen confundiendo a Dios con el César. (3)


DETALLES

Don Bosco nació en 1815, alrededor de 30 años después de la Revolución Francesa. En el siglo precedente -la llamada Era de la Ilustración- la fe había sufrido ataques y burlas en una ofensiva programada que fue dirigida contra todo lo que se suponía supersticioso. (4)   No es posible, aunque lo intentemos, transmitir la triste realidad de los tiempos de Don Bosco. Eran los tiempos del comienzo de la industrialización, de levantamientos, de restauraciones y revoluciones; eran tiempos de unos problemas y agitaciones tales que no podemos ni imaginar - pero que pronto experimentaremos nosostros mismos (5) en el siglo 21.

Entre sus amigos iban a estar Pío IX, León XII y también los anticlericales acérrimos y poderosos tales como el Rey Vittorio Emanuele II, el Conde Cavour, Rattazzi, Crispi y Rosmini.

Era un tiempo en el que a la Iglesia se la consideraba como aliada de los opresores, y más a menudo como un enemigo que debía ser oprimido, y durante el cual el anticlericalismo alcanzó cotas increíbles; aun así, había de verse un fenómeno diferente, un fenómeno que incluso causaría la reverencia de los enemigos de la Iglesia: verdadera Piedad.

Mientras la Italia política estaba desmontando los poderes temporales de la Iglesia de Roma y Don Bosco no ocultaba su comunión con el Papa de Roma (era una época en la que todo el mundo – incluso los anticlericales – aclamaban: “Larga vida a Pío IX”, porque lo veían como un Papa liberal; sin embargo, Don Bosco enseñaba a sus muchachos que debían aclamar “Larga vida al Papa” en su lugar), la Italia política estaba animando y protegiendo el trabajo de Don Bosco y, en muchos casos, ayudándole económicamente con concesiones gubernamentales.

Esto nos trae a la mente la realidad de que Jesucristo nunca cometió un delito contra las autoridades de la Roma Imperial; Sus enemigos eran los fanáticos dentro de la "Administración de la Iglesia" de aquel tiempo - los Administradores del Templo. Una lección que los Administradores de la Iglesia Romana no han aprendido ni siquiera después de 2000 años (6).

Podemos tomar, como punto de referencia, el año 1848; un año que quedó grabado en la historia como el año de las grandes tribulaciones, el año de la guerra de la independencia. En Turín, el seminario estaba vacío.

El año siguiente, el Arzobispo fue arrestado y encarcelado para más tarde ser enviado al exilio. En la ciudad las bandas anticlericales atacaban los conventos y se burlaban de los fieles. Los sacerdotes se dividían en dos grupos, patriotas y reaccionarios. Mientras tanto, el gobierno preparaba una ley para suprimir todos los conventos. La ley, que suprimiría 331 instituciones religiosas afectando a un total de 4.540 hombres y mujeres religiosos, se firmó en 1855.

Estos son sólamente algunos de los terribles episodios de entre miles; y aun así, durante estos mismos años en Turín, Don Bosco y sus colaboradores cercanos, Don Giuseppe Cafasso (Santo) y Don Giuseppe Benedetto Cottolengo (Santo) vivieron y trabajaron con muy pocas interferencias del Estado.

Otro joven sacerdote, Don Federico Albert, era también uno de sus colaboradores principales. Actualmente ese predicador también ha sido proclamado “Venerable”. Hay todavía ocho Santos oficialmente reconocidos por la Iglesia que surgieron de la Fuente de Santidad de Don Bosco, sin mencionar docenas de otros que permanecerán anónimos.

En la vida de Don Bosco estaban presentes todo tipo de fenómenos milagrosos: sueños proféticos, visiones, bilocaciones, capacidad de percibir por intuición los secretos del alma, multiplicación del pan, comida y hostias, sanación e incluso resurrecciones de los muertos. (7).

Entonces, ¿quién era Don Bosco?
 
Para hablar de Don Bosco, debemos hablar primero de su madre: una pobre campesina que no sabía leer ni escribir, que se había quedado viuda cuando Juan tenía dos años y que había tenido que esforzarse duramente en tiempos de hambre y de problemas para mantener unida a su familia. Su conocimiento era elemental, pero fundamental: algunas frases de las Escrituras aprendidas de corazón y los episodios del Evangelio, los principios fundamentales de una vida cristiana (“Dios conoce nuestros pensamientos”), cielo e infierno; el valor de redención del sufrimiento (8), una frecuente mirada confiada a la Providencia; los sacramentos y el Rosario.

Turín en esa época estaba atrapado en la fiebre del comienzo de la industrialización. Los emigrantes de 1850 se contaban entre 50.000 y 100.000. Se empezaba a construir viviendas. La ciudad estaba invadida por bandas de muchachos que se ofrecían para hacer cualquier tipo de trabajo, vendedores ambulantes, limpiadores de zapatos, deshollinadores, vendedores de fósforos, muchachos sedentarios, errantes... y no tenían a nadie que los protegiera. Se formaban bandas que infestaban los suburbios de la ciudad, especialmente durante los días de fiesta. Los muchachos a los que se acercaba Don Bosco al principio eran albañiles, timadores, pavimentadores y cosas así. Muchos de éstos se volverían hacia el robo y acabarían en las cárceles de la ciudad si sus almas no eran atendidas.

El Oratorio se mantenía bajo la vigilancia de la policía. Algunos ciudadanos “bien pensantes” creían que el oratorio era un centro de inmoralidad, los párrocos de la ciudad estaban nerviosos porque pensaban que se destruía el principio de la 'parroquia'. ¡Al acecho los enemigos gemelos de Dios: Fanatismo (9) y Envidia!

Otra batalla era contra los llamados sacerdotes patriotas (la versión del siglo 19 de la Teología de la Liberación), que intentarían con todas sus fuerzas politizar a sus muchachos, para así reclutarlos en sus batallas de Renacimiento. "En el año 1848" – escribe él – "había tal perversión de ideas y opiniones que apenas podía confiar siquiera en mi ayuda doméstica."
 
En otro frente, la batalla era contra quienes estaban convencidos (y había muchos de ellos, en cierto momento incluso sus amigos) de que Don Bosco estaba real y verdaderamente loco.

"Debo admitir" – escribía Don Bosco –  "que el afecto y obediencia de mis muchachos alcanza niveles increíbles". Para admiración del Ministro Rattazzi, que lo autorizó, y la de otros vinculados al acontecimiento, Don Bosco llevó cerca de 600 prisioneros de la carcel de Turín a un día de salida al campo. Lo pasaron bien, y con sólo Don Bosco y los Santos Ángeles como guardianes, volvieron todos a la cárcel aquella misma tarde ¡sin haber perdido ni siquiera a uno!

Otro episodio importante a destacar claramente: fue el importante hombre de estado Rattazi quien, por sí mismo, explicó espontaneamente a Don Bosco cómo fundar una congregación religiosa, incluso habiendo sido él quien había ordenado la supresión de las órdenes religiosas a través de la infame ley de Rattazi de 1855. "Rattazi" – dice Don Bosco – "quiere combinar, conmigo, varios actos de nuestra Orden, en relación al compartamiento respetuoso con el Código Civil y del Estado".

Rattazzi, con gran habilidad, mostró a Don Bosco cómo formar una congregación que internamente estaría gobernada por las leyes eclesiásticas normales y que externamente – respecto al Estado – estaría gobernada de acuerdo con las leyes civiles que regulaban las diversas asociaciones de ayuda mutua y otros tipos de asociación. La genial intuición de crear una sociadad religiosa que de acuerdo con el Estado sería una "sociedad civil" fue dada por Rattazzi en persona ¡para circunvalar su propia Ley de 1855! La idea sorprendió incluso a los propios Obispos. Nació del afecto natural, respeto y admiración que Rattazzi (a pesar de su convicción anticlerical) tenía por Don Bosco.

Giuseppe Lombardo Radice, en 1920, un pedagogo famoso y anticlerical pero justo y honesto, escribía a sus colegas:

"Don Bosco fue un gran hombre del que deberíais intentar aprender. En el ámbito de la iglesia, logró crear un movimiento educativo importante, dando a la Iglesia ese contacto con las masas que había perdido. Para nosotros, que no somos parte de la Iglesia y también para todas las Iglesias, él es un héroe, un héroe de la educación preventiva y de las relaciones familia-escuela."

Así, para el régimen educativo católico fundado en el autoritarismo, el método de Don Bosco era una verdadera revolución, un régimen fundado en el amor y el respeto - las enseñanzas fundamentales del Cristianismo.

En 1883 un corresponsal de un periódico francés "Pèlerin" escribió en uno de sus artículos:

"No habíamos visto este sistema en acción antes. En Turín los estudiantes forman un gran colegio, en el que las colas no existen, pero los estudiantes se desplazan de un lugar a otro como en una familia. Cada grupo rodea a su maestro, sin ser ruidoso, pacientemente, sin contrastes. Hemos admirado los rostros serenos de aquellos muchachos y no podíamos dejar de exclamar: el dedo de Dios está aquí".

Don Bosco abolió toda "imposición" sobre sus muchachos. Incluso en materias sacramentales: la Confesión y la Santa Comunión no eran obligatorias. Don Bosco confesaba y se comunicaba con todos los muchachos, pero ninguno estaba obligado a hacerlo - incluidos los más de 600 prisioneros que llevó a una salida al campo.

Éste era el genio de Don Bosco: no es suficiente amar, sino que debes mostrar tu amor, hacer que se perciba. "Un amor que se expresa en actos cotidianos, incluso en la expresión de los ojos y de la cara". Esto requiere una involucración total y diaria.

Pero al final - ¿Qué estaba consiguiendo Don Bosco además de hacer de niñera de los muchachos sin hogar, primero de Turín, y después de muchos otros lugares del mundo?
Don Bosco, con su sistema Divinamente inspirado, estaba formando almas y mentes por el método de alimentar su amor, no el miedo, sino el amor hacia Dios y hacia Su Santísima Madre. Aquellos muchachos se convertirían en buenos ciudadanos del Cielo en el transcurso de su vida en la Tierra y, por el ejemplo de sus vidas rectas y no fanáticas (10) , evangelizaban verdaderamente a los que estaban a su alrededor. No tenemos ninguna duda de que aquellos muchachos que formó y sus familias no requerían ninguna ley para impedir el aborto ni la eutanasia. Esa es una opción que nunca atravesaría la mente de un alma bien formada; un alma formada en el amor y no en la coacción. (11)

Don Bosco fue canonizado en la clausura del año Redentor, el Domingo de Pascua de 1934. Fue el primer Santo de la historia a quien el Estado, el día después de su canonización, también rindió homenaje por medio de un discurso en Campidoglio del Ministro de Educación. Esto fue otro reconocimiento más a en qué medida y en qué manera Don Bosco pertenecía realmente a todo el mundo. Incluso hasta hoy.

Don Bosco merecía verdaderamente las pancartas de Santo Súbito del día de su funeral, y os lo aseguramos, ¡miguel de Portugal habría sido el primero en llevar una!


EPÍLOGO

Si la Iglesia de Roma hubiera aprendido las lecciones que Dios demostró plenamente a través del Apostolado de Don Bosco, su sueño se habría hecho realidad antes. Trágicamente, la Administración de la Iglesia se movió bajo los mismos planes mundanos que el gobierno italiano intentaba destruir, ignoró la lección, y así el Sueño de Don Bosco (12) se volverá primero en la mayor pesadilla sangrienta que la Humanidad ha presenciado mientras "La mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y cubierta de oro y piedras preciosas y perlas, y llevaba en su mano (por una parte) un cáliz de oro lleno de abominaciones y (por otra) las inmundicias de su fornicación" [Apoc. 17:4] es hecha muerta de manera que pueda levantarse en Gloria  (13) - Pura y Santa como Dios quería que fuese - y ese sería el cumplimiento del Triunfo del Inmaculado Corazón de María.


NOTAS                                                              

(1) No podemos servir a dos amos
(2) La Fe más completa
(3) Confundiendo a Dios con el César
(4) Primero la Inquisición de la Iglesia Católica quemaba a la gente por su comportamiento supersticioso. Ahora la antorcha estaba en manos de otros, pero de una manera mucho más suave.
(5) La Secuencia de Acontecimientos que nos guiarán a través del Fin de Estos Tiempos
(6) El Papado - Su Historia
(7) Una historia sobre el Papa Inocencio III y San Francisco de Asís
(8) El valor redentor del sufrimiento
(9) El fanatismo no es de Dios
(10) Una vida desequilibrada por el fanatismo religioso
(11) Un caso de estudio psiquiátrico sobre el fanatismo religioso
(12) El sueño de Don Bosco sobre el Fin de Estos Tiempos
(13) Las puertas del infierno NUNCA prevalecerán


Publicado en Inglés el sábado 5 de julio de 2005 - Festividad de los Siete Dolores de María
Versión en Castellano publicada el jueves 1 de mayo de 2008 - Día del Trabajador

Copyright 2008 - 2016  por The M+G+R Foundation. Todos los derechos reservados. Sin embargo,  puedes reproducir y distribuir libremente este documento siempre que: (1) Se dé crédito apropiado en cuanto a su fuente; (2) No se realice ningún cambio en el texto sin consentimiento previo por escrito; (y 3) No se cobre ningún precio por ello.

The M+G+R Foundation
Sobre Nosotros  y  Preguntas Frecuentes sobre Nosotros


DOCUMENTOS RELACIONADOS

Los secretos de las Sagradas Escrituras se ponen de manifiesto... en la medida en que entendemos su relación con los Mensajes Celestiales

Los pastores de la Iglesia animan a rezar el Rosario

Las estaciones de la Cruz

El Santo Rosario meditado

No desesperes - ¡Nunca te des por vencido!

Toma tu Cruz y sígueMe - Éste es realmente el camino más fácil


PÁGINA PRINCIPAL - English

PÁGINA PRINCIPAL - Español

PÁGINA PRINCIPAL - Portugues

Sitio de emergencia de la PÁGINA PRINCIPAL



Future Use

Nota:
Si la imagen de arriba no aparece sobre este documento, significa que no estás viendo el documento original de nuestros servidores. Si tienes algunna duda sobre la autenticidad del documento, te recomendamos que accedas a nuestro servidor otra vez y pinches sobre el botón de "Refrescar" or "Recargar" de tu Navegador para ver el documento original.

Si quieres ponerte en contacto con M+G+R Foundation, por favor Pulsa Aquí y sigue las instrucciones.